Aunque "María" fue peor que "Katrina", la ayuda a Puerto Rico ha sido efectiva, dice Trump

jueves, 19 de octubre de 2017
WASHINGTON (apro).– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que el azote del huracán María en Puerto Rico fue peor que el de Katrina en Nuevo Orleans, Louisiana, en 2005, pero aseguró que la asistencia del gobierno federal a los puertorriqueños ha sido altamente efectiva. Durante una reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca con el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosello, Trump habló de los daños de María en la llamada isla del encanto y aseveró que “fue peor que Katrina, en muchas maneras, y lo peor que he visto”. En respuesta a las críticas que ha recibido su gobierno por la falta de un respaldo efectivo e inmediata a la devastación en Puerto Rico, el mandatario afirmó todo lo contrario y presumió la respuesta de su gobierno a los damnificados puertorriqueños. “La asistencia que hemos proporcionado es de 10, y eso que la situación es más difícil cuando se habla de asistencia y de búsqueda”, presumió Trump en la Oficina Oval al ser cuestionado sobre la respuesta de las agencias federales estadunidenses. El paso del huracán Katrina en Louisiana, hace 12 años, dejó unos mil 200 muertos. Las perdidas mortales en Puerto Rico por María son hasta el momento de 48. No obstante, Trump indirectamente hace alarde de que, pese a la fuerza y azote de María y que fue peor que la de Katrina, las cifras tan bajas de pérdidas humanas en Puerto Rico se debe a la efectividad de la respuesta de su gobierno ante el desastre natural. “El gobierno ha hecho un gran trabajo”, puntualizó el presidente de Estados Unidos al hacer un valoración de lo que hasta ahora ha llevado a cabo su gobierno por los puertorriqueños. Rosello explicó a los reporteros que la situación en Puerto Rico sigue siendo crítica, tomando en cuenta que el 80% de la población no cuenta con el servicio de energía eléctrica. “Falta mucho por hacer, espero que esta reunión (con Trump) sea fructífera en términos de las necesidades inmediatas que tiene Puerto Rico”, declaró Rosello. Ante las autoalabanzas del presidente al apoyo que su gobierno le ha dado a Puerto Rico, el gobernador de la isla hizo un pedido inusual y crítico al mandatario estadunidense: que les dé “un trato como al de los ciudadanos de Texas, Florida y de otros lugares”. En el Congreso federal estadunidense se está analizando una propuesta de fondos federales para la reconstrucción de Puerto Rico por 36 mil 500 millones de dólares. Trump le garantizó a Rosello que el Capitolio no los dejara solos en estos momentos de necesidad. “He dado mi bendición al Congreso, y el Congreso trabaja con usted y sus representantes en un plan y plan de pagos”, dijo Trump a Rosello en referencia al paquete de reconstrucción.

Comentarios