En jóvenes, un tercio de los nuevos contagios, alertan OPS y ONUSIDA

miércoles, 29 de noviembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Organización Panamericana de la Salud y ONUSIDA consideraron este día que los países de América Latina y el Caribe se encuentran aún lejos de cumplir con la meta del objetivo del desarrollo sostenible sobre la prevención de la pandemia. Ambas organizaciones presentaron su último reporte sobre la perspectiva del sector salud en América Latina y el Caribe sobre el sida, en el que se advierte que aproximadamente ocurren 120 mil nuevos contagios de VIH cada año. El informe “Prevención de la infección por el VIH bajo la lupa”, señala que un tercio de las nuevas infecciones ocurre en jóvenes de 15 a 24 años, mientras que 64% de los casos nuevos se dan en hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, así como trabajadoras sexuales, mujeres trans y personas que se inyectan drogas. Carissa F. Etienne, directora de la OPS, oficina regional para las Américas de la OMS, alertó que “el progreso en la lucha contra el sida en la región ha sido importante, con grandes reducciones en las infecciones infantiles, mejoras en el tratamiento y reducción en el número de muertes relacionadas al sida, pero no ha alcanzado todavía el impacto deseable en términos de nuevos casos en los adultos. “Evitar nuevas infecciones requiere intensificar los esfuerzos y que las personas más vulnerables tengan acceso a todas las opciones y nuevas tecnologías de prevención existentes en un entorno libre de discriminación”, manifestó. El informe recomienda llevar adelante el enfoque de prevención combinada que, basado en evidencia científica, respetando los derechos humanos y libres de discriminación, incluye tres elementos: la oferta amplia de las intervenciones biomédicas más apropiadas a los usuarios, la promoción de comportamientos saludables y el establecimiento de entornos que faciliten el acceso y la práctica de las medidas de prevención. En tanto, el director de ONUSIDA, César Núñez, indicó que la educación para la sexualidad es la mejor herramienta para combatir este flagelo, y pidió que los estados inviertan más en la prevención de esta enfermedad.

Comentarios