Muerte 'sospechosa” de magnate farmacéutico conmociona a Canadá

domingo, 17 de diciembre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El fundador de la farmacéutica canadiense Apotex, Barry Sherman, y su esposa, Honey Sherman, fueron encontrados muertos en Toronto en circunstancias que las autoridades calificaron de “sospechosas”. La muerte del empresario y su esposa causó conmoción en Canadá. “Las circunstancias de sus muertes parecen sospechosas y las estamos tratando de esa forma”, dijo un portavoz de la Policía de Toronto, el agente David Hopkinson. Los cuerpos de la pareja fueron encontrados el pasado viernes en su elegante villa en un barrio exclusivo al norte de Toronto, Ontario. Los cadáveres estaban en el sótano de la casa, que el millonario había puesto a la venta por 5.4 millones de dólares. Un agente de bienes raíces encontró los cuerpos cuando acudió a la casa para alistar su exhibición a potenciales compradores. La Policía informó que la entrada de la vivienda no se apreciaba forzada y que no está buscando sospechosos. "No tengo palabras ahora mismo. Mis queridos amigos Barry y Honey Sherman han sido hallados muertos. Eran grandes seres humanos, increíbles filántropos y grandes líderes del sector sanitario", publicó en Twitter el primer ministro canadiense, Justin Trudeau. Sherman fundó Apotex en 1974 con sólo dos empleados. Actualmente, la compañía es el mayor fabricante farmacéutico canadiense y produce más de 300 medicamentos genéricos. Tanto Barry Sherman como Apotex habían estado envueltos en los últimos años en varios litigios judiciales con familiares y con otras compañías farmacéuticas. La de Sherman estaba considerada como una de las principales fortunas del país, con un valor estimado de 3.7 millones de dólares estadunidenses. El matrimonio era también uno de los mayores filántropos del país, con cuantiosas donaciones a hospitales y grupos judíos. De acuerdo con Forbes, los medicamentos de Apotex se utilizan para llenar más de 89 millones de recetas al año solo en Canadá. En octubre de 2016, Apotex demandó al gobierno canadiense por 500 millones, alegando que su resultado final y su reputación sufrieron después de que se prohibió importar productos de sus instalaciones indias en 2014. (Con información de agencias)

Comentarios