Brazo de El Yunque en España circula autobús con mensaje transfobo en escuelas

martes, 28 de febrero de 2017 · 08:42
MADRID (apro).— La organización ultracatólica HázteOír, brazo de El Yunque en España, puso en circulación por las principales escuelas de Madrid un autobús con un mensaje de odio contra los transexuales, iniciativa que será investigada por la Fiscalía general del Estado. El Ayuntamiento de Madrid también instruyó este martes a la Policía que paralice el autobús en cuya carrocería se lee: “Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen”. Y lo complementa: “Si naces hombre, eres hombre. Si naces mujer, seguirás siéndolo”. Los portavoces de HazteOír dicen que lo hacen contra las “leyes de adoctrinamiento sexual que se han aprobado en varias comunidades autónomas para promover la diversidad sexual entre los menores, vulnerando la libertad de educación y el derecho fundamental de los padres a educar a sus hijos”, dicen. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, criticó el mensaje del autobús y, debido al evidente mensaje transfobo, pidió a la Fiscalía General del estado que atienda el caso ante la eventualidad de la comisión de un delito de odio. El lunes, mismo día que empezó a circular el autobús naranja con dichos mensajes, la Plataforma por los Derechos Trans pidió la intervención del fiscal general del estado, José Manuel Maza, por considerar que es una “incitación al odio”. En una entrevista televisiva, la portavoz del ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre mostró su “profundo rechazo” a esta práctica “discriminatoria, violenta y ofensiva” de HazteOír. El autobús que recorre Madrid y luego circulará en colegios de Barcelona, Pamplona o Valencia, promueve la lectura de un libro llamado “¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio?”, lo que este grupo ultracatólico considera es la “realidad” sobre las leyes aprobadas de defensa de los derechos de los transexuales. En la plataforma Change.org empezó a circular una petición de retirada inmediata del autobús, que en las primeras horas había superado las 50 mil firmas de apoyo.