El expresidente egipcio Hosni Mubarak queda en libertad tras seis años

viernes, 24 de marzo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras ser puesto en libertad, el expresidente egipcio Hosni Mubarak abandonó este viernes el hospital militar donde estuvo retenido buena parte de los últimos seis años. Mubarak, detenido tras la revolución que lo derrocó en 2011, salió a las 08:30 (hora local) del hospital de Maadi, en el suroeste de El Cairo, y se dirigió a su residencia en el barrio de Heliopolis, al noroeste de la ciudad, informó su abogado Farid al Dib. A principios de este mes, un tribunal de primera instancia lo absolvió de su participación en la muerte de aproximadamente 850 manifestantes durante la revuelta de 2011, y ordenó su puesta en libertad. El exjefe de Estado, quien estuvo más de 30 años en el poder, fue condenado a cadena perpetua en 2012, pero un tribunal de apelaciones ordenó un nuevo juicio que desestimó los cargos dos años más tarde. En enero de 2016, la corte de apelaciones confirmó una condena de tres años de prisión a Mubarak y sus dos hijos Alaa y Gamal, acusados de corrupción, pero la sentencia tomó en cuenta el tiempo cumplido en prisión. Sus hijos fueron liberados. Ayer, un tribunal ordenó una investigación de corrupción renovada en contra de Mubarak por presuntamente recibir regalos del periódico estatal Al-Ahram. Mientras tanto, varios activistas clave en el levantamiento de 2011 cumplen largas penas de prisión, y grupos de derechos humanos aseguran que cientos han sido desaparecidos por la fuerza. En febrero de 2011, después de la caída de Mubarak, ABC News informó que los expertos creen que la riqueza personal de la familia del exgobernante era de entre 40 y 70 billones de dólares estadunidenses, obtenidos mediante contratos militares. Por su parte, el diario inglés The Guardian informó que Mubarak y su familia tenían acumulados 70 billones de dólares obtenidos mediante corrupción, sobornos y actividades comerciales ilegítimas.

Comentarios