Macron y Le Pen disputarán segunda vuelta por presidencia de Francia; estallan protestas

domingo, 23 de abril de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Los resultados parciales de las elecciones en Francia confirman que el candidato de centroderecha Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen disputarán la presidencia de ese país en una segunda vuelta el próximo 7 de mayo. El conservador François Fillon se ubicaba en tercer lugar con el 19.71 por ciento, mientras que el izquierdista Jean-Luc Mélenchon lograba el 19.02 por ciento. Según el Ministerio del Interior, la participación electoral fue del 78.7 por ciento. Con los partidos tradicionales fuera de la contienda final, los candidatos derrotados toman partido frente al duelo Macron-Le Pen. Esta es la primera vez en casi 60 años que la derecha estará ausente de la segunda vuelta y la primera que no habrá representantes de los dos grandes partidos que dominan la política desde hace medio siglo: los socialistas del presidente saliente François Hollande y los conservadores. Durante la jornada electoral, Macron, de 38 años, dijo que quiere ser “el presidente de los patriotas contra la amenaza de los nacionalistas” y que pretende romper con un sistema que se muestra “incapaz de reaccionar”. Macron, hasta hace unos meses ministro de Economía del actual gobierno socialista, aseguró que “no existe más que una Francia, la de los patriotas dentro de una Europa que nos protege”. En tanto que Le Pen celebró el resultado y se mostró confiada para la segunda vuelta, además de que se comprometió a defender a Francia contra una “globalización galopante”. Le Pen tiene esperanzas de ser la primera mujer en llegar a la Presidencia de Francia. Su desafío es también evitar la derrota que sufrió en segunda vuelta su padre, Jean- Marie Le Pen, en 2002, cuando tras eliminar sorpresivamente en primera vuelta al primer ministro socialista Lionel Jospin, perdió en el balotaje frente a Jacques Chirac, quien se impuso con más del 80% de los votos. Los franceses votaron bajo extremas medidas de seguridad, por primera vez con el país en estado de emergencia, que entró en vigor desde los ataques yihadistas del 13 de noviembre de 2015, y acudieron masivamente a las urnas. Tras darse a conocer los resultados electorales de este domingo, cientos de personas se manifestaron y enfrentaron a la Policía de París. Los inconformes denunciaron en la Plaza de la Bastilla que estos comicios carecen de legitimidad, con el argumento de que Macron y Le Pen representan intereses oligárquicos. La policía disparó a los manifestantes con gases, pero no evitó que tuviera lugar otra manifestación espontánea en la Plaza de la República, a la que se sumaron cientos de personas. “Macron, Le Pen, la misma mierda es”, coreaban los manifestantes, en su mayoría jóvenes que llamaban a la “resistencia antifascista”.

Comentarios