Congreso salva al gobierno de Trump de la parálisis… por una semana

viernes, 28 de abril de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Congreso de Estados Unidos aprobó hoy una medida temporal del gasto que evitará, al menos por una semana, la parálisis del gobierno de Donald Trump ante la falta de un presupuesto definitivo para el año fiscal 2017. Con una votación de 382 a favor y 30 en contra, la iniciativa temporal de gasto fue aprobada en la Cámara de Representantes, y poco después por aclamación en el Senado, con lo que se evitó el cierre de las operaciones del gobierno federal a partir del primer minuto de este sábado 29. La iniciativa de gasto fue turnada de inmediato a Trump para su promulgación y tendrá una duración de una semana, por lo que las negociaciones continuarán a fin de llegar a un acuerdo duradero antes del 5 de mayo, cuando expira el financiamiento temporal. Aunque los republicanos removieron lo que los demócratas calificaron como las “píldoras venenosas” de los fondos solicitados por el presidente Trump para la construcción de un muro en la frontera sur del país, y la contratación de agentes migratorios, aún subsisten una serie de temas pendientes. Entre ellos, figura el apoyo financiero a Puerto Rico y la extensión de la cobertura médica a trabajadores mineros. Tradicionalmente la parálisis del gobierno federal implica el cierre de los parques nacionales, de las oficinas de expedición de visas y pasaportes en las embajadas y consulados de Estados Unidos en el mundo y de agencias federales no esenciales. Sólo aquellos trabajadores de áreas consideradas estratégicas o críticas, como los controladores del tráfico aéreo, agentes fronterizos y rescatistas, entre otros, quedan exceptuados de la separación temporal de sus trabajos. El más reciente cierre prolongado del gobierno federal se registró en 2013, cuando los republicanos condicionaron la aprobación del presupuesto a cambios en la principal legislación promulgada por el entonces presidente Barack Obama, la ley de Salud Asequible. El Congreso estadunidense lleva meses inmerso en una pugna por mil millones de dólares en prioridades de gasto. Se suponía que los congresistas se habían hecho cargo el pasado 1 de octubre de la ley de asignaciones del actual año fiscal. A la par, negociadores de ambos bandos han estado discutiendo un posible compromiso con un alza del gasto en defensa de 15 mil millones de dólares para el resto del año fiscal 2017, la mitad de lo que pedía Trump. (Con información de Notimex, AFP y Reuters)

Comentarios