Presidente de Comité de Inteligencia se aparta de investigación Trump-Rusia

jueves, 6 de abril de 2017
WASHINGTON (apro).– El liderazgo del partido republicano en el Congreso federal estadunidense informó que el representante por California y presidente del Comité de Inteligencia, Devin Nunes, se apartará temporalmente de la investigación sobre los supuestos lazos entre el espionaje cibernético de Rusia y la campaña presidencial de Donald Trump para tratar de manipular el resultado de las pasadas elecciones presidenciales. Paul Ryan, el líder de la mayoría republicana y presidente de la Cámara de Representantes, anunció en conferencia de prensa que Nunes no participará en la pesquisa sobre el escándalo que ensombrece a la presidencia de Trump. “Esto es de manera temporal”, declaró Ryan en referencia al anuncio que hizo Nunes de su separación del caso. El pasado 21 de marzo, Nunes fue a la Casa Blanca para intercambiar con funcionarios del gobierno de Trump información “clasificada” sobre la investigación, lo que hizo que el congresista republicano quedara descalificado como un juez imparcial para el escándalo Trump-Rusia. Por su parte, la Casa Blanca defiende a Nunes y se niega a dar a conocer la identidad de los funcionarios con quienes se entrevisto de manera “secreta” el todavía presidente del Comité de Inteligencia. Tras conocerse la reunión Nunes-Casa Blanca, los demócratas del Congreso y algunos republicanos se pusieron furiosos exigiendo la renuncia del legislador de California de la presidencia del Comité de Inteligencia. Por medio de un breve comunicado de prensa, el Comité de Inteligencia señaló este jueves que Nunes pudo haber cometido una ilegalidad al proporcionarle información clasificada al gobierno de Trump del curso de una investigación legislativa. Los comités de Inteligencia de la Cámara de Representantes y de Senadores investigan la posibilidad de que durante el proceso electoral del año pasado, la campaña presidencial de Trump estaba enterada de la estrategia de espionaje cibernético de Rusia para manipular el resultado de las elecciones del pasado 8 de noviembre a favor del ahora primer mandatario. Ya como presidente electo, se ha comprobado que los asesores de Trump tuvieron contacto con los rusos. Esto quedo en evidencia con la renuncia del general Michael Flynn, 21 días después de haber asumido la jefatura del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca. El descarte de Nunes como árbitro de la investigación generó entre los demócratas una exigencia mayor de designar a una comisión independiente para investigar el escándalo Trump-Rusia. La decisión del liderazgo republicano de excluir a Nunes se consideró como una nueva derrota política de Trump a poco más de dos meses de haber asumido la presidencia.