Corte de Apelaciones rechaza orden ejecutiva migratoria de Trump

jueves, 25 de mayo de 2017
WASHINGTON (apro).- El presidente Donald Trump sufrió otro revés en sus intenciones unilaterales de imponer medidas migratorias que van contra los principios constitucionales de Estados Unidos. Este jueves, la Corte federal de Apelaciones del Cuarto Distrito de Richmond, Virginia, le negó la autorización para instrumentar la orden ejecutiva que firmó el pasado 27 de enero y que prohíbe el ingreso al país de ciudadanos de seis naciones con población predominantemente musulmana. Además de mantener suspendida dicha orden, la Corte federal envió el caso a la Corte Suprema de Justicia, que deberá tomar la última palabra con base en la interpretación de los preceptos constitucionales. Originalmente Donald Trump firmó la orden ejecutiva enfocada a prohibir y restringir la entrada a ciudadanos de siete naciones musulmanas: Irán, Irak, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen. Sin embargo, dos semanas después de la decisión presidencial, la Corte federal del Noveno Circuito en San Francisco, California, suspendió su entrada en vigor. Ante el bloqueo judicial por presuntas violaciones a las leyes migratorias del país, Trump revisó la medida y volvió a firmar la orden ejecutiva excluyendo a Irak, pero fue nuevamente suspendida por otras cortes federales, incluida la del estado de Maryland, por lo que la decisión presidencial se delegó a la Corte federal de Apelaciones de Richmond. “La orden de suspender por 90 días la entrada de ciudadanos de los seis países designados, sujetos a revisión caso por caso de los individuos involucrados, contrasta con los mandatos constitucionales”, sentenció dicha Corte. La orden ejecutiva de Trump contra las seis naciones musulmanas suspendía el programa de recepción de refugiados por 120 días, para analizar cada una de las peticiones de asilo por razones humanitarias y políticas. Una vez cumplidos los tiempos de revisión de los casos, el gobierno estadunidense bajó de 120 mil a 50 mil el número de personas que el país podría recibir en calidad de refugiados, procedentes de los seis pases afectados.