Entre acusaciones y críticas, Venezuela reemplaza a su canciller

miércoles, 21 de junio de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Poco antes de que la canciller venezolana Delcy Rodríguez confirmara la salida de Venezuela de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y despotricara contra las delegaciones hostiles a su gobierno durante la sesión de clausura de la 47 Asamblea General del organismo interamericano, el presidente Nicolás Maduro anunció el reemplazo de la diplomática por Samuel Moncada al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores. Al tomar la palabra, cerca de una hora después del anuncio, Rodríguez aseveró que se presentará como candidata a la Asamblea Nacional Constituyente, la cual polarizó los debates sobre la situación en Venezuela a lo largo de los tres días que duró la Asamblea General de la OEA, la cual se llevó a cabo en Cancún. “Gracias canciller, que le vaya bien”, le contestó el canciller mexicano Luis Videgaray Caso, el presidente de la sesión. En los últimos dos meses, Videgaray y Rodríguez intercambiaron severas críticas sobre sus respectivos gobiernos. La venezolana incluso atacó personalmente al mexicano en varias ocasiones. El anuncio del reemplazo de Rodríguez, sumado a la salida consumada de Venezuela de la OEA, marcaron el fin de tres días de intensa actividad de Rodríguez en los debates del organismo. En múltiples ocasiones, la jefa de la diplomacia venezolana tomó la palabra y arremetió contra los detractores de su gobierno, el cual enfrenta una grave crisis política y reiteradas manifestaciones de repudio. Con esta postura resolutivamente ofensiva, acompañada con una política de cabildeo con sus aliados en la región, Rodríguez logró impedir que la OEA adoptara una resolución crítica en torno al gobierno de Maduro. Esta resolución, promovida por 14 países –incluyendo México--, urgía el gobierno venezolano a abandonar la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, establecer una agenda electoral, cesar las acciones de represión contra los manifestantes y liberar los presos políticos, entre otros. “Hoy el gobierno de Estados Unidos amenazó que se le está acabando la paciencia estratégica con Venezuela. Venezuela va de victoria estratégica hacia victoria estratégica”, presumió Rodríguez. Cuestionado después de la sesión sobre la ausencia de consenso respecto a una postura común sobre Venezuela, Videgaray reconoció que “por supuesto que nos hubiera gustado que en la reunión de consulta surgiera una declaración”, sin embargo, minimizó lo ocurrido al afirmar que los países que votaron a favor de la resolución concentran el 93% de la población y el 90% del PIB de la región. “No es un mensaje menor”, sostuvo, y añadió que este mensaje deberá “ser escuchado en Caracas”. Polémico nombramiento Hoy, en su último día de sesión, los Estados miembros de la OEA eligieron tres nuevos integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), entre ellos el diplomático mexicano Joel Hernández García, cuya candidatura fue presentada por el presidente Enrique Peña Nieto sin consulta previa, y a pesar de las quejas de organizaciones de la sociedad civil de que su nombramiento debilitaría la independencia del organismo. En el transcurso de la Asamblea General --que fue interrumpida por un grupo de venezolanos opositores al gobierno de Maduro, quienes gritaron consignas y levantaron pancartas de repudio al presidente de su país--, los países aprobaron duplicar el presupuesto del Sistema Interamericano de Justicia, integrado por la CIDH y la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Más temprano en el día, la OEA descartó los diez proyectos de declaración que la delegación de Venezuela le había presentado, entre ellos el proyecto que condenaba la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Comentarios