Hallan muerto al expresidente de Casa Madrid, Miguel Blesa

miércoles, 19 de julio de 2017
MADRID (apro).— El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, fue hallado muerto con un tiro en el pecho, en una finca donde se practica la cacería, en Córdoba, adelantó esta mañana el diario El País. Los logros de Blesa al llegar al frente de Caja Madrid y el enorme poder que acumuló se lo debe a su amigo y compañero de pupitre en el colegio, el expresidente José María Aznar, en cuya gestión fue evidente su poder en el mundo financiero. Sin embargo, Blesa fue condenado en febrero pasado a seis años de prisión por un delito continuado de apropiación indebida en el caso de las tarjetas black, que son las tarjetas corporativas de dicha institución bancaria que usaban discrecionalmente para gastos personales y opacas al fisco. Según las primeras informaciones, el expresidente de Caja Madrid entre 1996 y 2009, Miguel Blesa, de 69 años, fue hallado sin vida en la finca Puerta del Toro, en Villanueva del Rey, Córdoba, sitio que frecuentaba para cazar. Blesa se encontraba desayunando con un grupo de amigos antes de salir de cacería y se levantó de la mesa alegando que iba a mover el coche. Los primeros indicios de la causa de la muerte es un disparo en el pecho producido por una escopeta de caza y las primeras hipótesis apuntan a un suicidio. La sentencia de febrero pasado por el caso de las tarjetas black, señaló que Blesa “propició” el uso de una tarjeta corporativa al margen de las atribuciones convenidas contractualmente, advirtiendo que la dedicó “a atenciones netamente personales, en detrimento” de la caja. La sala penal le acusó de usar la tarjeta con el “caudal de Caja Madrid”, y de facilitar tarjetas VISA de empresa a otros miembros del consejo de administración de la entidad y a los integrantes de la comisión de control, para que dispusieran de ella “sin justificación del gasto” y sin control fiscal. Tenía pendiente otra causa por los sobresueldos de la antigua caja madrileña y que aún no eran juzgados. En junio de 2013, Blesa ingresó a la cárcel por disposición del juez Elpidio José Silva, quien ordenó prisión sin fianza por la gestión en la compra del City National Bank de Florida. Salió de prisión a las dos semanas y el juez terminó perseguido e inhabilitado.