El Papa Francisco proclama santo al arzobispo Óscar Arnulfo Romero

domingo, 14 de octubre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Papa Francisco proclamó santos al arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero y al Papa Pablo VI (Paulo VI), durante una misa multitudinaria celebrada en la plaza de San Pedro, en El Vaticano. Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba misa en la capilla del hospital de la Divina Providencia en San Salvador. Su canonización había sido congelada durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI. Declarado beato el 23 de mayo de 2015, Romero defendió dentro de la Iglesia la opción preferencial por los pobres. Su figura había desatado polémica dentro de la Iglesia, pues un sector lo consideraba mártir, mientras que otro lo veía como militante comunista aliado a la guerrilla. Monseñor Romero "dejó la seguridad del mundo, incluso su propia incolumidad, para entregar su vida según el Evangelio, cercano a los pobres y a su gente, con el corazón magnetizado por Jesús y sus hermanos", dijo Francisco durante su homilía en la misa de canonización. De Pablo VI, el Papa dijo que siguió el ejemplo del apóstol del que tomó su nombre, "profeta de una Iglesia extrovertida que mira a los lejanos y cuida a los pobres". El pontífice también canonizó a la religiosa boliviano-española Nazaria Ignacia de Santa Teresa de Jesús March Mesa y a la alemana María Catalina Kasper, así como a los sacerdotes italianos Francesco Spinelli y Vincenzo Romano, y al laico Nunzio Sulprizio.

Comentarios