Otorgan el Nobel de Física 2018 a las 'herramientas hechas de luz”

martes, 2 de octubre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Real Academia de las Ciencias de Suecia concedió el Premio Nobel de Física 2018 al estadunidense Arthur Ashkin, la canadiense Donna Strickland y el francés Gérard Mourou por sus "rompedoras invenciones en el campo de la física del láser". Arthur Ashkin, nacido en Nueva York en 1922, demostró a comienzos de la década de 1970 que las fuerzas creadas por la luz láser eran capaces de capturar y manipular partículas con un tamaño de milmillonésimas partes de un metro. Más tarde, en 1987, logró atrapar bacterias vivas sin dañarlas con pinzas ópticas, "unas herramientas hechas de luz", según destacó el comité del Nobel en una ceremonia celebrada en Estocolmo. Por su parte, Gérard Mourou (Albertville, 1944) y Donna Strickland (Guelph, 1959) allanaron el camino hacia "los pulsos de láser más intensos jamás creados por la humanidad", abundó el comité. La técnica de Mourou y Strickland, creada en 1985 y conocida como “amplificación de pulso gorjeado”, se convirtió en la herramienta estándar para obtener láseres de alta intensidad, utilizados desde entonces en millones de cirugías del ojo. Tras recibir la noticia del premio, en rueda de prensa, en conexión telefónica desde Canadá, Strickland declaró: "Pensaba que habría más mujeres que habían ganado el Nobel de Física. Tenemos que reconocer a las mujeres físicas y supongo que de ahora en adelante habrá más que ganen este premio. Yo me siento honrada de ser una de ellas". Y es que desde 1901, solo tres de los 201 científicos laureados con el Nobel de Física (el 1.5%) han sido mujeres. Antes de Donna Strickland lo obtuvieron la polaca nacionalizada francesa Marie Curie en 1903, por sus estudios sobre la radiactividad, y la estadunidense de origen alemán Maria Goeppert-Mayer en 1963, por sus investigaciones sobre la estructura interna del núcleo de los átomos. Ashkin, de la Universidad de Cornell; Strickland, de la Universidad de Waterloo, y Mourou, de la Universidad de Michigan, se repartirán los 870 mil euros con los que está dotado del galardón. El año pasado, la Real Academia de Ciencias de Suecia concedió el Premio Nobel de Física a los estadunidenses Rainer Weiss, Barry Barish y Kip Thorne, por su “contribución decisiva en los detectores de LIGO (situados en Washington y Luisiana) y la observación de ondas gravitacionales”. El físico Albert Einstein fue el primero que predijo la existencia de estas señales, fruto, por ejemplo, del choque de dos agujeros negros.  

Comentarios