Se suicida otro sacerdote tras ser acusado de abuso sexual en Francia

lunes, 22 de octubre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En poco más de un mes, un segundo religioso se quitó la vida tras ser acusado de abuso sexual. Se trata del sacerdote católico Pierre-Yves Fumery, de 38 años, quien se suicidó este fin de semana en su presbiterio de la ciudad de Gien, Francia, debido a que era investigado desde septiembre pasado por sospechas de agresión sexual contra un menor, según la agencia de noticias AFP. “Hubo varias audiencias (...) y el sacerdote fue interrogado el 15 de octubre, en calidad de testigo", explicó el fiscal regional Loic Abrial. En un comunicado, la Diócesis de Orléans informó que el cuerpo sin vida del religioso fue hallado el sábado 20 en sus oficinas. El obispo de Orléans, monseñor Jacques Blaquart, había alertado a un grupo especializado de la diócesis sobre presuntos "comportamientos inapropiados" de Fumery con adolescentes. En septiembre pasado, Jean-Baptiste Sèbe, también de 38 años, se suicidó en su iglesia en Normandía, después de que una mujer lo acusó de “comportamiento indecente” y agresión sexual contra su hija, aunque en su caso no se había presentado ninguna denuncia oficial.  

Comentarios