El peor incendio en la historia de California deja 42 muertos y 228 desaparecidos

martes, 13 de noviembre de 2018
[caption id="attachment_559470" align="alignnone" width="702"]Un bombero combate el incendio en la autopista Highway 118, en Simi Valley, California. Foto: AP Un bombero combate el incendio en la autopista Highway 118, en Simi Valley, California. Foto: AP[/caption] CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El peor incendio forestal en la historia de California ya provocó la muerte de 42 personas, mientras que otras 228 se encuentran desaparecidas. De acuerdo con el alguacil del condado de Butte, Kory Honea, el lunes fueron encontrados 13 cuerpos más, diez de ellos en la ciudad de Paradise, que quedó completamente arrasado por el incendio apodado Camp Fire. Tan sólo en esa localidad, ubicada a 64.3 kilómetros de Sacramento, el fuego destruyó seis mil 700 vasas y negocios, con lo que se convirtió en el incendio más destructivo en la historia del estado. El fuego también destruyó el histórico puente Honey Run Covered Bridge, construido en el siglo XIX durante la Fiebre del Oro en California. En el sur de la entidad, el incendio Woolsey ya consumió alrededor de 34 mil 600 hectáreas y destruyó 177 edificaciones. El siniestro provocó la muerte de al menos dos personas que fueron halladas calcinadas en sus vehículos. De acuerdo con la agencia estatal Cal Fire, el incendio ha sido contenido en un 15 por ciento, aunque se mantienen vigentes las órdenes de desalojo para 250 mil personas de los condados de Ventura y Los Ángeles. Se calcula que cinco mil 700 casas están amenazadas por este incendio, entre ellas las mansiones de muchos famosos del mundo del espectáculo. De los 42 muertos registrados hasta el momento en Paradise, cinco fueron hallados calcinados en sus coches, cuando intentaban escapar del fuego. Declaran estado de emergencia El gobernador de California, Jerry Brown, pidió al presidente Donald Trump que declare una zona de catástrofe mayor para fortalecer la respuesta ante la emergencia y ayudar a los residentes. “Esta no es la nueva normalidad, esta es la nueva anormalidad”, dijo Brown, quien advirtió que los incendios continuarán en los próximos 15 o 20 años, pues la sequía y el calor, entre otras cosas, según la ciencia, aumentarán. “Aquí tenemos un verdadero desafío que amenaza todo nuestro estilo de vida, por lo que tenemos que unirnos”, apuntó. “La tierra y el aire, luego los vientos que se elevan a 100 kilómetros por hora, esto es lo que sucede”, explicó Brown. El lunes, luego de culpar a las autoridades de California de una “absoluta mala gestión” ante los incendios y amenazar con cancelar futuras ayudas federales, el presidente Donald Trump informó que aprobó la declaración de desastre para el estado de California. “Acabo de aprobar una solicitud apresurada de Declaración de Desastre Mayor para el estado de California. Quería responder rápidamente con el fin de aliviar algunos de los increíbles sufrimientos que están sucediendo. Estoy con ustedes todo el camino. Dios bendiga a todas las víctimas y a las familias afectadas”, escribió en su cuenta de Twitter. (Con información de agencias)

Comentarios