Chocan policías y Chalecos Amarillos durante protestas en Francia

sábado, 1 de diciembre de 2018
PARÍS (apro).- La manifestación de los Chalecos Amarillos por la subida de gasolinas en París desató enfrentamientos entre la policía y grupos de choque. Hay decenas de lesionados, daños materiales importantes y decenas de presos. Esta mañana, las protestas de los Chalecos Amarillos (Gilets jaunes) en los Campos Elíseos se realizó tal como la policía lo temía. Y no fue al final de la manifestación, como ocurrió el sábado pasado, sino desde el inicio de la jornada, cuando se desataron los enfrentamientos entre grupos de choque y fuerzas del Estado. En Francia, esta tarde se reportó que al menos 65 personas resultaron lesionadas, entre ellas 11 policías, y 224 personas fueron arrestadas. Además, varias tiendas y negocios sufrieron vandalismo, entre ellos varios bancos, como símbolo del capitalismo. Una docena de carros también fueron incendiados por los manifestantes más extremos. Las fuerzas policiacas utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a los Chalecos Amarillos, después de que algunos de ellos trataron de romper un cordón de seguridad, cerca del Arco de Triunfo, justo cuando iniciaba la jornada de protesta, alrededor de las 8 de la mañana. “Unos mil 500 perturbadores se colocaron fuera del perímetro de seguridad sólo para pelear”, denunció esta mañana el ministro del Interior Christophe Castaner. Entre los “Gilets jaunes” que fueron detenidos, dos de ellos estaban en posesión de armas prohibidas en las manifestaciones, indicó la prefectura de policía. En total se contabilizaron 36 mil manifestantes en todo el país, con puntos clave en Toulouse, Burdeos, Nantes y El Havre. En París se reunieron 5 mil 500 manifestantes en la avenida de los Campos Elíseos. [caption id="attachment_561987" align="alignnone" width="702"]Una escultura rota de Marianne, símbolo de la República Francesa, aparece dañada en la galería dentro del Arco de Triunfo durante la manifestación de los chalecos amarillos. Foto: AP Kamil Zihnioglu Una escultura rota de Marianne, símbolo de la República Francesa, aparece dañada en la galería dentro del Arco de Triunfo durante la manifestación de los chalecos amarillos. Foto: AP Kamil Zihnioglu[/caption] “Todos los que quieren dialogar (...) son bienvenidos”, dijo el primer ministro Edouard Philippe a mediodía, después de los primeros enfrentamientos. “Pero, sin querer parecer anticuado, quiero compartir mi estado de tristeza por haber visto dañados los símbolos de Francia. El hecho de que el Arco del Triunfo haya sido pintado con grafitis, o que alrededor de la tumba del soldado desconocido (en homenaje a los muertos en las grandes guerras) se llevara a cabo una manifestación violenta. No estoy feliz por estas imágenes”. Entre los manifestantes, 200 de ellos fueron identificados como miembros de la ultraderecha francesa, como Yvan Benedetti, expresidente de l’Oeuvre français, grupúsculo antisemita y petainista (adoradores del presidente que mandó matar a la población judía de París en la segunda guerra mundial). Los “Gilets jaunes” están movilizados desde el 17 de noviembre para protestar contra el aumento de los impuestos a la gasolina y exigir el mejoramiento de las condiciones de vida de los franceses. El pasado 29 de noviembre, la delegación de portavoces de los Chalecos Amarillos publicó un comunicado con una lista de 40 reivindicaciones al gobierno de Emmanuel Macron, en especial el no aumento a la energía y los carburantes, causa original de las protestas.  

Comentarios