Reciben Nobel de la Paz; exigen combatir la violencia sexual en conflictos armados

lunes, 10 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por su lucha en contra de la violencia sexual en tiempos de guerra, la activista iraquí Nadia Murad y el médico congoleño Denis Mukwege recibieron hoy el Premio Nobel de la Paz en una emotiva ceremonia celebrada en Oslo, Noruega. En sus discursos, ambos cuestionaron la indiferencia del mundo respecto de la difícil situación que viven las mujeres agredidas sexualmente en conflictos armados, así como la ausencia de estado de derecho y justicia que ha permitido que los perpetradores de estos crímenes sigan impunes. El acto estuvo presidido por la familia real noruega y tuvo el tradicional acto con niños organizado por la asociación Save the Children en el Centro del Nobel de la Paz. Murad, de 25 años, es la segunda ganadora más joven del Nobel de la Paz, después de la paquistaní Malala Yousafzai, que lo obtuvo en 2014, cuando tenía 17 años. Perteneciente a la minoría kurda yazidí, Murad fue secuestrada junto a unas seis mil jóvenes que fueron esclavizadas sexualmente por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), del que logró huir a los tres meses de cautiverio. “Ningún premio puede devolvernos la dignidad, ni a nuestras familias asesinadas”, dijo en su discurso. “Hoy puedo hablar de lo que nos pasó y es por eso que todas las víctimas necesitan un lugar en paz hasta obtener justicia”. Denis Mukwege fundó en la República Democrática de Congo un hospital donde atiende a niñas y mujeres violadas en el contexto del conflicto bélico en ese país. En su discurso recordó que la primera paciente que recibió era una mujer que recibió un tiro en sus genitales y que todos los días llegan bebés que han sufrido violación. Tras señalar que proviene de uno de los países más ricos del planeta en minerales, pidió a la gente que cuando use sus teléfonos inteligentes, joyería o carros eléctricos se den un minuto para pensar en el costo humano. “Para hacerlos se explota a niños que padecen violencia sexual”. Los dos galardonados compartirán los nueve millones de coronas noruegas (poco más de un millón de dólares) con que está dotado el premio (con información de agencias).

Comentarios