Google descarta volver a China… por ahora; rechaza sesgo en buscador

martes, 11 de diciembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En medio de la tensión entre Estados Unidos y China tras la detención de una importante ejecutiva de la empresa de electrónicos Huawei, la firma Google negó hoy ante el congreso de Estados Unidos que esté planeando por ahora lanzar una versión de su buscador para el país asiático, que se presume estaría censurada. Este martes, el CEO de Google, Sundar Pichai, compareció por primera vez ante el Congreso de Estados Unidos, requerido por los legisladores para responder a las acusaciones de que la empresa tecnológica aplica un sesgo desfavorable a los conservadores en los resultados de sus búsquedas de internet y en los videos de YouTube. En Washington, ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Pichai descartó que pretenda incursionar con algún motor de búsqueda en el mercado chino, del que salió hace ocho años precisamente para no ser objeto de censura. Los legisladores lo cuestionaron sobre los reportajes que han circulado sobre el proyecto Dragonfly, una versión del motor de búsqueda de Google que presuntamente se ajustaría a los requerimientos del gobierno chino de incluir una lista de palabras clave y sitios web que pudieran ser bloqueados por no convenir a la política de Pekín. En respuesta a los cuestionamientos de la representante demócrata de Texas, Sheila Jackson, Pichai remarcó que “en este momento” no tienen planes de un lanzamiento en China y se comprometió a ser transparente en la medida que desarrollen planes para hacerlo. Sin embargo, ante la insistencia de legisladores, admitió que hasta un centenar de empleados de Google han estado trabajando en un proyecto de buscador que explorara las posibilidades de funcionar en un país como China. Desde que se dio a conocer en la revista electrónica The Intercept, el proyecto Dragonfly ha sido cuestionado por organizaciones defensoras de derechos humanos como Amnistía Internacional. –¿Creó Google un prototipo para un motor de búsqueda censurado? –preguntó el representante Keith Rothfus. –Hemos explorado cómo podría ser la búsqueda si se lanzara en un país como China, eso es lo que exploramos –reiteró Pichai, quien no respondió si hay algún contacto con el gobierno chino y se limitó a responder que se trata de un esfuerzo interno. Durante la comparecencia, un activista fue retirado de la comparecencia por pretender mostrar una bandera china con el logo de Google. Respecto a las acusaciones de sesgo político, insistió en que Google es neutro y que seguirán eliminando de YouTube los videos que violen las políticas de la compañía, incluidos mensajes extremistas. Dijo que en esta plataforma debe haber opiniones variadas, no abusivas. Pichai fue cuestionado por la representante Zoe Lofgren del por qué cuando se escribe en Google la palabra “idiota” aparecen imágenes del presidente estadunidense Donald Trump. El ejecutivo ofreció una explicación técnica de los factores que determinan los resultados de una búsqueda y negó terminantemente que haya intervención manual o algún otro tipo de manipulación para decidir los resultados.

Comentarios