Altercados violentos en Barcelona por la reunión del Consejo de Ministros

viernes, 21 de diciembre de 2018
MADRID (apro) .—  El Consejo de Ministros de España se celebró este viernes en Barcelona, lo que motivó el blindaje policial del centro de la ciudad, donde independentistas de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) protagonizaron protestas y altercados violentos para rechazar la celebración del acto de los ministros del gobierno de Pedro Sánchez. Los altercados se extendieron a otros puntos de la capital catalana, en Gerona y en los alrededores de veinte cortes de carretera que realizaron los CDR, con un saldo de 12 personas detenidas y decenas de heridos. [caption id="attachment_564926" align="alignnone" width="1200"]“Tumbemos al régimen”, dice una de las pancartas en la manifestación de Barcelona. Foto: Foto AP / Emilio Morenatti “Tumbemos al régimen”, dice una de las pancartas en la manifestación de Barcelona. Foto: Foto AP / Emilio Morenatti[/caption] El gobierno de Pedro Sánchez decidió celebrar en la capital catalana el consejo de ministros para aprobar una de sus medidas sociales más importantes de su gestión, la subida del salario mínimo, y con gestos hacia Cataluña, como fue la declaración de reparación, reconocimiento y restitución de la dignidad del expresidente de la Generalitat, Lluís Companys, que incluye el rechazo y condena al Consejo de Guerra del régimen franquista que decidió su ejecución, en 1940, tras su detención por la Gestapo en Francia. Asimismo, aprobaron una partida de 112 millones de euros de inversión para infraestructuras carreteras en Cataluña. Por la tarde, partidos como la Candidatura d´Unitat Demcrática (CUP) y la Asamblea Nacional Catalana (ANC) encabezaron una manifestación contra el consejo de ministros, que se celebró por la mañana, bajo el lema “Tumbemos al régimen” y con consignas para exigir la liberación de los políticos presos. Desde Madrid, el Partido Popular y Ciudadanos (C´s) mantuvieron su mismo discurso que pretende derribar a Pedro Sánchez, al señalar que ha “traicionado” a España o que su papel es “vergonzante” por su acercamiento con el presidente de Cataluña, Quim Torra, para buscar una salida dialogada al conflicto catalán. Los dos partidos de derecha coinciden en pedir la aplicación de una versión más dura y permanente del artículo 155 constitucional, para que el Estado central tome el control de la administración del Govern catalán, como lo hizo el entonces presidente Mariano Rajoy, para frenar el referéndum del 1 de octubre de 2017. Desde primera hora, los CDR cortaron la circulación de algunas carreteras catalanas y se manifestaron en el centro de Barcelona contra el Consejo de Ministros, registrándose numerosos choques con los Mossos d´Esquadra, que es la policía autonómica. La víspera, el presidente Pedro Sánchez se reunió con el presidente catalán, Quim Torra, con quien acordó seguir dialogando para buscar una vía política para resolver el conflicto en esa comunidad autónoma y se convocaron nuevamente para enero. En la rueda de prensa posterior al consejo, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, señaló que la reunión “lo que expresa es que la apertura de este diálogo ha dado sus frutos”. En el comunicado conjunto los dos ejecutivos se emplazan a buscar una solución política al “conflicto sobre el futuro” de Cataluña, que goce del “amplio apoyo” y “seguridad jurídica”. Otro gesto del gobierno de Pedro Sánchez fue modificar el nombre del aeropuerto de El Prat de Barcelona, que pasará a llamarse Josep Tarradellas, nombre del político catalán exiliado que fue el primer presidente de la Generalitat durante el gobierno de Adolfo Suárez.  

Comentarios