Trump promete 'curar” heridas de los deudos de la masacre en Florida… pero que siga la venta de armas

jueves, 15 de febrero de 2018
WASHINGTON (apro).- El presidente Donald Trump prometió “curar” las heridas y dolor de los familiares de las víctimas de la masacre en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, Florida, pero omitió hacer cualquier comentario sobre las leyes que facilitan la venta de armas. “Hablo ante una nación en dolor. Ayer una escuela llena de niños inocentes y maestros dedicados a su profesión se convirtió en escenario de una violencia terrible, odio y maldad”, dijo Trump en un mensaje a la nación desde la Casa Blanca. “Los curaré del dolor”, prometió, aludiendo a un pasaje bíblico, y anunció que viajará a Parkland, donde el joven de 19 años Nikolas Cruz, presuntamente con padecimientos mentales, mató a 17 personas e hirió de gravedad a otras 14 con un rifle semiautomático tipo R-15. No obstante, en su mensaje Trump omitió mencionar cualquier acción de su gobierno para limitar la venta de armas como la utilizada por Cruz. “Ningún niño ni maestro, jamás debe estar en peligro en ninguna escuela de Estados Unidos”, acotó el mandatario estadunidense. Y, de nueva cuenta, la masacre de ayer abrió el debate en la sociedad de Estados Unidos sobre la necesidad de aprobar una ley que limite la venta de armas semiautomáticas. Pero Trump y los líderes republicanos que controlan el Congreso federal se concentraron en hablar de los problemas mentales que presuntamente padece Cruz, para omitir acciones enfocadas a cambiar las normas que permiten la venta de todo tipo de armamento. “Quiero decir a los niños de Estados Unidos que no están solos ni nunca lo estarán… estamos comprometidos a trabajar con líderes estatales y locales para garantizar la seguridad en las escuelas y combatir el difícil asunto de salud mental. A finales de este mes me reuniré con los gobernadores y procuradores generales del país para determinar como prioridad máxima la seguridad en las escuelas”, enfatizó el presidente. En el Capitolio, Paul Ryan, líder de la mayoría republicana y presidente de la Cámara de Representantes, también eludió el tema de la prohibición de la venta de armas, bajo el argumento de que la masacre en Florida debe ser abordada desde la perspectiva de la salud mental. “La salud mental es un problema. En la Cámara de Representantes ya aprobamos una legislación que está atorada en el Senado para prevenir la venta de armas a personas con padecimientos mentales”, respondió Ryan cuando se le preguntó qué hará el Congreso federal --bajo el liderazgo republicano-- para contener la recurrencia de las masacres. Cruz, que será presentado ante una corte federal en Florida y ya fue acusado formalmente de 17 delitos, entre ellos el de asesinato de primer grado con alevosía y ventaja, compró legalmente el arma con la que cometió el multihomicidio. Mientras tanto, Trump y los republicanos del Capitolio buscan que las armerías se encarguen de revisar los antecedentes penales y de salud de las personas que compran armas, para evitar que las adquieran personas con problemas mentales. Básicamente esa es la solución de aquellos a los asesinatos masivos que se cometen con tanta frecuencia, y con ello se deslindan de las leyes que permiten la venta indiscriminada, portación y uso de todo tipo de armamento. Trump declaró luto nacional por cuatro días por el asesinato masivo en Parkland.

Comentarios