ETA pide perdón 'por el daño causado” durante su lucha armada

viernes, 20 de abril de 2018
MADRID (apro).- La organización terrorista ETA emitió este viernes un comunicado en el que reconoce “el daño causado en el transcurso de su trayectoria armada” y pide perdón. “Somos conscientes de que en este largo periodo de lucha armada hemos provocado mucho dolor, incluidos muchos daños que no tienen solución”, dice el comunicado publicado por los diarios GARA y Beria. ETA previsiblemente anunciará su disolución el primer fin de semana de mayo, tras cinco décadas de existencia, según divulgó días atrás EiTB, la televisión pública vasca. A dos semanas de ese anuncio, la banda terrorista emitió el comunicado que, sin embargo, también provocó críticas entre las reacciones, porque hace una distinción entre las victimas que provocó, al pedir perdón solo a aquellas “sin responsabilidad alguna en el conflicto”, y no a la totalidad de 859 asesinados, los secuestrados o los que sufrieron por sus actos de sabotaje. La organización clandestina señala: “A consecuencia de errores o de decisiones erróneas, ETA ha provocado también víctimas que no tenían una participación directa en el conflicto, tanto en Euskal Heria (País Vasco, en euskera) como fuera de ella. Sabemos que, obligados por las necesidades de todo tipo de la lucha armada, nuestra actuación ha perjudicado a ciudadanos y ciudadanas sin responsabilidad alguna. También hemos provocado graves daños que no tienen vuelta atrás. A estas personas y a sus familiares les pedimos perdón. Estas palabras no solucionarán lo sucedido, ni mitigarán tanto dolor. Lo decimos con respeto, sin querer provocar de nuevo aflicción alguna”. Hace saber que en estás décadas “se ha padecido mucho” en el País Vasco, y acepta que la banda ha tenido “responsabilidad directa” en ese sufrimiento. Acepta que “nada de todo ello debió producirse jamás”. “Queremos mostrar respeto a los muertos, los heridos y las víctimas que han causado las acciones de ETA, en la medida que han resultado damnificados por el conflicto. Lo sentimos de veras”, cita el comunicado. Y añade: “Entendemos que muchos consideren y expresen que nuestra actuación ha sido inaceptable e injusta, y lo respetamos, pues a nadie se le puede forzar a decir lo que no piensa o siente. Para otros muchos también han sido totalmente injustas, pese a utilizar el disfraz de la ley, las acciones de las fuerzas del Estado y de las fuerzas autonomistas que han actuado conjuntamente, y tampoco esos ciudadanos y ciudadanas merecen ser humillados. De lo contrario, deberíamos interpretar que ha existido un daño justo que merece aplauso. ETA, en cambio, tiene otra posición: ojalá nada de eso hubiese ocurrido, ojalá la libertad y la paz hubiesen echado raíces en Euskal Heria (País Vasco) hace mucho tiempo”. Bombardeo a Gernika, el origen La organización terrorista identifica como el origen de lo que denomina el “conflicto”, el bombardeo de Gernika de 1937 a manos de la aviación alemana e italiana que apoyaba el golpe de Estado de Francisco Franco, que disminuyó totalmente esa villa de Vizcaya. Cita el comunicado: “En estas décadas se ha padecido mucho en nuestro pueblo: muertos, heridos, torturados, secuestrados o personas que se han visto obligadas a huir al extranjero. Un sufrimiento desmedido. “Las generaciones posteriores al bombardeo de Gernika heredamos aquella violencia y aquel lamento, y nos corresponde a nosotros y a nosotras que las generaciones venideras recojan otro futuro”. Apunta que este posicionamiento es producto de la reflexión entre los presos de la organización diseminados en cárceles de España y Francia, como necesidad de hacer pública esta declaración sobre el daño causado y “mostrar empatía respecto al sufrimiento originado”. Vencidos por el Estado de derecho El portavoz del gobierno de España, Íñigo Méndez de Vigo, dijo en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el comunicado “certifica lo que ya sabíamos, que es la derrota total de ETA”, una derrota política, económica, social e internacional. Señaló que el gobierno permanecerá “al lado de las víctimas afectadas por ETA” y que “el relato (de la historia) no será el de ETA el que se imponga”, sino “el relato de todos los demócratas que vencimos a ETA, con la ayuda de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con la ayuda de los jueces y con la ayuda internacional”. El lehendakari (presidente de la comunidad autónoma vasca) Íñigo Urkullu hizo una puntualización sobre el comunicado de la banda terrorista, pidiendo a ETA que tenga “en la misma consideración a todas las víctimas y para reconocer el daño injusto causado por su actividad”. El líder de la oposición, Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, reconoce en un tuit que el comunicado de ETA es un “gran paso para la paz”, y lanza un recuerdo a las víctimas y sus familias, porque “ha sido un largo y duro camino”. A su vez, el coordinador de EH Bildu, que es el entorno político más identificado con ETA, Arnaldo Otegi, lo valoró como “un hecho histórico sin precedentes en la historia reciente” del País Vasco, y que esto supondrá “una interpelación” para que “todos asuman sus propias responsabilidades”. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) lamentó que ETA emita un comunicado para “justificar su actividad terrorista una vez más”, y lo consideró una “estrategia orquestada por ETA desde que declarara en 2011 el alto el fuego por diluir su verdadera responsabilidad, justificar el uso de la violencia para la imposición de su proyecto totalitario y manipular la historia”. La eurodiputada Maite Pagazaurtundua, hermana de Joseba Pagazaurtundua, asesinado en un atentado en 2003, sostuvo que creerá en el perdón de ETA si el próximo anuncio de disolución no se convierte en una “campaña de propaganda” o en “montar un circo para intentar repartir responsabilidades”.

Comentarios