Lula pide al PT que evalúe su candidatura presidencial; 'no hay plan B”, responden sus correligionarios

martes, 24 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, en prisión desde el pasado sábado 7, pidió al Partido de los Trabajadores (PT) que evalúe si mantiene su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre próximo. "Quería que ustedes se sientan totalmente libres para tomar cualquier decisión porque 2018 es muy importante para el PT, para la izquierda, para la democracia. Y, para mí, quiero mi libertad", escribió el exmandatario en una carta que la presidenta del partido, Gleisi Hoffmann, leyó la noche de ayer en una reunión del directorio nacional de la organización política. El encuentro se hizo a puerta cerrada, pero Alexandre Padilha, otro de los dirigentes petistas, subió un video en Facebook donde se escucha a Hoffmann leer parte de la misiva. "Hay insinuaciones de que, si no fuera candidato, si los focos no estuvieran sobre mí, si yo no hablo contra la condena, será más fácil la votación a mi favor. Querida Gleisi, la Corte Suprema no tiene que absolverme porque soy candidato, porque me voy a portar bien. Tiene que votar porque soy inocente y también para recuperar su papel constitucional", leyó a sus correligionarios la presidenta del PT. Lula también reafirmó su inocencia respecto de los delitos por los que fue condenado: "Pude haber huido. Estuve en la frontera entre Paraguay y Brasil, estuve en Foz do Iguazú, vecino de Uruguay y de Argentina. Yo podría haber salido, podría haber ido a una embajada. No tengo miedo de las denuncias contra mí, porque soy inocente y no sé si mis acusadores son inocentes". Poco después de que Padilha subió la grabación a la red social, Gleisi Hoffmann ratificó en su cuenta de Facebook que el PT sigue firme con la candidatura del expresidente. "¡El pueblo quiere a Lula libre, a Lula presidente! No hay plan B, porque Lula es inocente", destacó Hoffman, y aseguró que la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva será aprobada en una convención nacional y registrada ante el tribunal electoral el 15 de agosto. En su carta, Lula, de 72 años, también dijo estar "feliz" con los resultados de la última encuesta de Datafolha, que lo siguen colocando a la cabeza de la carrera presidencia, aun estando encarcelado. El sondeo otorga al expresidente (2003-2010) una intención de voto de 31%, seguido por el diputado de ultraderecha Jair Bolsonaro, con 15%, aunque ligeramente por debajo de la encuesta anterior, cuando registraba 37% de las adhesiones. Lula está preso en la sede de la Policía Federal en Curitiba (sur), condenado 12 años y un mes de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero. La justicia brasileña lo culpa de haber recibido un apartamento de una constructora implicada en el escándalo de Petrobras a cambio de favores políticos. Hasta ahora, el expresidente sólo ha podido recibir la visita de sus abogados y algunos legisladores. Las autoridades penitenciarias han negado la entrada a altos dirigentes del PT como la expresidenta Dilma Rousseff y al premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel. Según la llamada ley de "Ficha Limpia", al tener una condena firme en segunda instancia Lula sería inelegible. Sin embargo, el Tribunal Superior Electoral (TSE) es el que debe oficializar esa medida una vez que su inscripción sea realizada. La defensa del expresidente de Brasil introdujo anoche recursos especiales y extraordinarios ante las cortes superiores del país apelando la condena de Lula en segunda instancia y pidiendo que le sea permitido, si es su voluntad, postularse a las presidenciales de octubre. (Con información de AFP)

Comentarios