Netanyahu rompe acuerdo con la ONU para reubicar migrantes africanos

martes, 3 de abril de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, canceló un acuerdo con Naciones Unidas para reubicar a migrantes africanos en países occidentales, tras ceder a presiones de su coalición de gobierno que se oponía al pacto porque permitía que muchos de los inmigrantes se quedaran en Israel. El revés en la postura del ministro israelí generó duras críticas entre sus rivales y dudas sobre el proceso de su toma de decisiones. Apenas el lunes pasado Netanyahu anunció orgulloso el acuerdo con la agencia de la ONU para los refugiados durante un discurso televisado a nivel nacional y en el que afirmó que la medida beneficiaría tanto a Israel como a los migrantes. Netanyahu anunció el acuerdo tras el colapso de un plan para deportar a los migrantes a un país africano que no fue identificado, pero se cree que era Ruanda. Ante la falta de alternativas, Netanyahu explicó que el acuerdo con ACNUR era la mejor opción posible. Según el pacto, casi la mitad de los 35 mil migrantes que viven en Israel serían reubicados en Occidente, pero el resto debían quedarse en el país. Además, contemplaba la dispersión de la población migrante por todo el país, así como inversiones y la rehabilitación de los empobrecidos vecindarios de sur de Tel Aviv. Sin embargo, tras el anuncio del acuerdo, Netanyahu recibió ataques de figuras conservadoras de su coalición de gobierno y de inmediato anunció la suspensión del pacto para consultarlo con los residentes del sur de Tel Aviv. Los vecinos de la zona de clase obrera, donde se concentra la población migrante, se sentían menospreciados por el acuerdo. Naftali Bennett, líder del partido nacionalista La Casa Judía, tuiteó que la iniciativa “es mala para Israel”. “Suspenderlo no es suficiente. Pido al primer ministro que lo cancele por completo. Su aprobación causaría generaciones de llantos y sentaría un precedente en Israel al conceder la residencia a infiltrados ilegales”, advirtió. Luego de reunirse este martes con los residentes, Netanyahu dijo que había valorado los pros y contras de la iniciativa y que decidió cancelar el acuerdo. Durante su reunión con representantes del vecindario, docenas de inmigrantes y sus partidarios israelíes protestaron contra la cancelación en el exterior de la oficina de Netanyahu en Jerusalén y ante edificios gubernamentales en Tel Aviv. Con información de AP