Exigen la destitución inmediata de Daniel Ortega como presidente de Nicaragua

lunes, 21 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Coalición Universitaria propuso aplicar una “Ley marco de transición y democracia”, cuyo primer paso sea la destitución inmediata del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, para superar una crisis que ha cobrado la vida de entre 61 y 76 personas desde el pasado 18 de abril. De acuerdo con un despacho informativo de la agencia EFE, la propuesta fue hecha por el universitario Lesther Alemán durante la reanudación de un diálogo nacional en el país centroamericano, que inició el pasado miércoles 16, en presencia de una representación del gobierno, que la rechazó. El líder estudiantil criticó el marco constitucional actual porque “el sistema está viciado”, por lo que propuso discutir esa Ley marco que conlleve la destitución de Ortega y de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, antes de reformar la Constitución. “No se puede hacer una reestructuración con el mismo” sistema, advirtió en ese foro, transmitido por un canal católico del país. Otro de los líderes estudiantiles, Víctor Cuadras, remarcó que están en la mesa para exigir la “rendición de Daniel Ortega, Rosario Murillo y sus secuaces”, y ese tema es innegociable. En nombre del gobierno, el canciller nicaragüense Denis Moncada advirtió a la Conferencia Episcopal, mediadora y testigo de ese proceso, que “todo aquello que lleve implícito el rompimiento constitucional, tenemos que verlo con mucho cuidado”. Asimismo, consideró que “es incongruente hablar de reformas políticas si no nos ponemos de acuerdo en garantizar la estabilidad del país”. En ese sentido, alertó que los bloqueos de carreteras afectan “seriamente” a la población y que es necesario restablecer la paz. El canciller Moncada pidió que en la próxima sesión del diálogo en Nicaragua --previsto para el miércoles 23-- se invite a cuatro representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo con el que mantienen unas negociaciones para reformar el sistema electoral del país. Michael Healy, representante del sector privado, criticó la falta de transparencia en esas negociaciones entre el gobierno y la OEA sobre temas de institucionalidad. “Es una burla a los nicaragüenses que tras batidores se está cocinando cosas que no conocemos”, anotó Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), al tiempo que apoyó la petición de los estudiantes y demandó también la renuncia del presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, quien maneja el sector salud del país. Healy criticó a Porras por no atender a estudiantes heridos, así como de negligencia durante las protestas, basándose en las denuncias que se han hecho. Medardo Mairena, líder campesino anticanal, también exigió la renuncia de Ortega porque “eso es lo que pide el pueblo”. En tanto, Juan Sebastián Chamorro, del sector privado, sugirió la renuncia del pleno de magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) y se invite a Luis Almagro, secretario de la OEA, a que visite Nicaragua. En palabras del presidente del Banco Central, Ovidio Reyes, el gobierno insistió en que primero se debe recuperar la estabilidad, y advirtió que el país ha perdido 258.9 millones de dólares durante las protestas y los más afectados han sido “hoteles, restaurantes, sector comercial y servicios”. Reyes, que cifró en 185 millones de dólares las pérdidas en el sector turismo, advirtió además que más de 50 mil empleos se pueden perder este año y que la economía crecerá entre 3 y 3.5%, menos de lo previsto. “Parece que (al gobierno) le importa más el dinero que la pérdida de vidas”, replicó José Ramón, otro de los representantes de los universitarios, que denunciaron que el gobierno rompió la tregua de 48 horas que pactaron el viernes pasado para el cese de la violencia. “Hemos hecho lo mejor que hemos podido con el tema de la tregua”, dijo el canciller Moncada.  

Comentarios