Francia vive tercera huelga general en contra de reformas laborales de Emmanuel Macron

martes, 22 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por tercera ocasión desde la llegada de Emmanuel Macron al poder, organizaciones sindicales realizan este martes una huelga general en Francia en contra de las reformas laborales. Junto a los paros en numerosos sectores como el transporte, la enseñanza, salud o energía, las centrales convocaron a unas 140 manifestaciones por todo el país, la principal en la capital a partir de las 14:00 horas locales (12.00 GMT) De acuerdo con un despacho informativo de la agencia EFE, en tres de los grandes aeropuertos --el de Orly en París, el de Marsella y el de Lyon-- las compañías han tenido que suprimir decenas de vuelos siguiendo las directrices de la Dirección General de la Aviación Civil para que redujeran allí su programa en 20% por la ausencia de controladores aéreos. En la enseñanza, más allá de los profesores que se han sumado al paro, la protesta también tiene impacto en los comedores escolares o las guarderías que dependen de empleados municipales, según la nota. En salud, quedaron al margen del movimiento los servicios de urgencias. Y también el principal sindicato de policía se sumó a la convocatoria, mientras algunos agentes organizaron esta mañana las llamadas “operaciones caracol” para ralentizar el tráfico en Lyon y París. La protesta de este martes (hubo otras dos por los mismos motivos el 10 de octubre de 2017 y el 22 de marzo pasado) responde, entre otras cosas, a los planes del Ejecutivo de suprimir 120 mil puestos de funcionarios de aquí a 2022 y recurrir más a contratos de derecho privado. El secretario de Estado de Hacienda, Olivier Dussopt, aseguró que no se va a cuestionar el estatuto de los funcionarios, pero confirmó la reducción de su número. Las administraciones públicas emplean a unos 5.7 millones de personas en Francia, y casi un millón no tienen estatuto de funcionario. Dussopt dijo que esos recortes se pueden llevar a cabo sin cuestionar la calidad del servicio público gracias a las jubilaciones (a un ritmo de entre 130 mil a 160 mil al año), “las evoluciones tecnológicas” y el desarrollo de innovaciones digitales. Igualmente, en una entrevista publicada ayer por el diario Libération, confirmó que se va a mantener la congelación de los sueldos con carácter general, teniendo en cuenta el estado de las finanzas públicas, aunque se mostró dispuesto a discutir subidas selectivas para algunas categorías, en particular los hospitales.