Trump propone renombrar el TLCAN: TCEUMC 'o a lo mejor” TCEUM

miércoles, 26 de septiembre de 2018
WASHINGTON (apro).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se mostró reticente a decir si sacará a su país del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque aclaró que de llegar a un compromiso con Canadá, el acuerdo tripartita, al que también pertenece México, cambiará de nombre. “Lo que probablemente vamos a hacer es irnos con el Tratado de Comercio Estados Unidos-México-Canadá (TCEUMC)”, precisó en conferencia de prensa, al preguntarle si notificaría oficialmente al Congreso federal estadunidense la salida del TLCAN. “Pero probablemente, o a lo mejor, será solamente Tratado de Comercio Estados Unidos-México (TCEUM), sería Estados Unidos y México”, agregó el mandatario estadunidense en la sesión que sostuvo con reporteros en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. De acuerdo con Trump, las negociaciones que lleva a cabo su gobierno con el primer ministro canadiense Justin Trudeau sobre el TLCAN son bastante complicadas, a diferencia de la aparente facilidad con que la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por sus siglas en inglés) solventó las diferencias comerciales con México. “México logró un muy buen acuerdo, pero con Canadá es muy difícil; lo que estamos haciendo es conseguir un acuerdo con Canadá, hay buenas oportunidades de concretarlo, pero no estoy hacienda nada cercano a lo que ellos quieren determinar, no será justo”, apuntó. El pasado 31 de agosto la USTR notificó al Congreso federal que habían finalizado las negociaciones comerciales con México sobre la actualización o renegociación del TLCAN, y agregó que se mantenían con Canadá. Si se logra un compromiso –abundó-- se agregaría lo determinado al pacto tripartita. Con la notificación de la USTR al Capitolio dio arranque el periodo de 90 días que tiene el Poder Legislativo estadunidense para rechazar o aprobar lo negociado entre los tres países, plazo que vence el último día de noviembre próximo. En el Congreso, los legisladores federales han dejado claro a Trump que no apoyan la definición de acuerdos de comercio bilateral, ni con Canadá ni con México, sino la renovación del TLCAN. Para que el presidente de Estados Unidos retire la membresía de su nación al TLCAN, oficialmente tendría que notificar al Congreso federal con 60 días de anticipación, tal como lo establece la ley. “No me gusta el TLCAN, nunca me gustó, ha sido un muy mal tratado para Estados Unidos. Ha sido grandioso para Canadá y para México, muy malo para nosotros. No voy a usar el nombre de TLCAN, me rehúso a hacerlo”, acotó Trump. En la rueda de prensa, al hablar indirectamente de México, el ocupante de la Casa Blanca reiteró su posición de mantener una política de fronteras cerradas a la inmigración indocumentada, y de limitaciones a la legal. “Nos estarían dando otros mil 600 millones de dólares para la frontera. Hemos gastado 3 mil 200 millones y nos darán otros mil 600, y luego, eventualmente, vamos a obtener todo y terminaremos la construcción del muro”, remató.

Comentarios