Incendio en el Museo Nacional de Río de Janeiro, producto de 'años de negligencia”: ministro de Cultura

lunes, 3 de septiembre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (aprio).- Luego de más de seis horas de labores, los bomberos lograron sofocar la madrugada de este lunes el incendio que destruyó el Museo Nacional de Río de Janeiro, el más antiguo de Brasil y que albergaba unos 20 millones piezas, entre ellas el esqueleto de “Luzia” la primera americana. Sobre las causas del desastre, el ministro de Cultura de Brasil, Sérgio Sá Leitao, reconoció que el incendio es consecuencia de “años de negligencia”. "Que eso sirva de alerta para que tragedias como esa no se repitan en otros museos y otras instituciones", afirmó el ministro a la televisión local. Además, funcionarios del Museo denunciaron que la institución había sufrido recortes en el presupuesto destinado a mantenimiento, ante lo cual la dirección creó una microfinanciación colectiva para recaudar dinero del público y abrir una de las salas más importantes, donde se encuentra la instalación del dinosaurio Dino Prata. El fuego inició la tarde del domingo pasado, cuando el museo ya había cerrado las puertas al público y después de más de seis horas fue controlado, aunque los bomberos trabajaban todavía en la mañana para refrigerar el inmueble, ante la persistencia de algunos pequeños focos de incendio en el interior del histórico edificio creado por el rey Juan VI de Portugal en 6 de junio de 1818. Las autoridades informaron que técnicos de la Defensa Civil podrían entrar este lunes al edificio para comprobar si el incendio comprometió la estructura del Museo, que llegó este año a su bicentenario con goteras, infiltraciones, salas vacías y problemas en las instalaciones eléctricas. El museo albergaba entre sus piezas más emblemáticas, el meteorito Bendegó, el más grande encontrado en el país; también una colección de momias egipcias y el cráneo de Luzia, “la mujer más antigua de América”. Es la segunda pérdida patrimonial más importante para Brasil, ya que hace 40 años, el 8 de julio de 1978, otro pavoroso incendio, consumió el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro, que supuso la desaparición de importantes pinturas de artistas como Pablo Picasso, Salvador Dalí o Joaquín Torres-García, que eran expuestas allí en una muestra temporal. Y en los últimos años otros museos de Brasil han sufrido incendios, entre ellos el de la Lengua Portuguesa, en 2015, y el Memorial de América Latina, en 2013, ambos situados en Sao Paulo. Con información de EFE

Comentarios