En primera audiencia pública develan el gran interés de Trump por investigar a Joe Biden

miércoles, 13 de noviembre de 2019
WASHINGTON (apro).- Donald Trump, presidente de Estados Unidos, estaba más interesado en que el gobierno de Ucrania investigara al exvicepresidente demócrata Joe Biden que en apoyar a ese país con asistencia militar para defenderse de Rusia, según la primera audiencia pública del proceso de investigación al mandatario. Ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes del Congreso federal estadunidense, William Taylor, embajador interino de Estados Unidos ante el gobierno de Ucrania, dio a conocer mayores detalles del posible abuso del poder presidencial por parte de Trump.
“Uno de mis asistentes escuchó una conversación telefónica en la cual el presidente (Trump) mencionó al embajador (de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon) Sondland la investigación (a Biden)”, declaró Taylor ante los integrantes del Comité.
La plática a la que hizo referencia Taylor ocurrió el pasado 26 de julio, un día después de que Trump conversó, también por teléfono, con su homólogo ucraniano Volodymyr Zelensky. Los demócratas del Congreso, encabezados por Nancy Pelosi, líder de la mayoría y presidenta de la Cámara de Representantes, acusan a Trump de condicionar a Ucrania para que tuviera injerencia en las elecciones presidenciales de 2020, con la investigación a Biden. El embajador estadunidense, diplomático de carrera, aclaró que después de la conversación con el mandatario estadunidense, su asesor preguntó a Sondland sobre la plática y el interés del presidente en Ucrania, y éste le respondió de una manera inusual en materia de política exterior. “El presidente (Trump) está más interesado en la investigación a Biden, la cual está buscando (Rudy) Giuliani”, narró el embajador Taylor durante la maratónica sesión de este miércoles ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. Junto con Taylor, a la audiencia se presentó George Kent, otro diplomático de carrera e integrante del Departamento de Estado encargado de la relación con Ucrania y otros países europeos. Ante los legisladores demócratas y republicanos, Kent argumentó que tras conocer el contenido de la conversación entre Trump y Zelensky (cuya transcripción dio a conocer la Casa Blanca) y por las exigencias de Giuliani a Ucrania, se concluyó que podría tener implicaciones en materia de seguridad nacional. “Esas exigencias del señor Giuliani estaban teniendo efectos negativos en la relación bilateral con Ucrania, aumentando la ansiedad del presidente Zelensky de que tendría una reunión en la Casa Blanca”, apuntó Kent en su declaración a los legisladores. Antes de esta primera audiencia pública, a puerta cerrada, los Comités legislativos, de Inteligencia y Judicial habían recibido testimonios de que Trump condicionó a Ucrania un paquete de ayuda militar de 400 millones de dólares a cambio de que investigara a Biden. A nombre de su cliente y sin ser parte del gobierno federal, Giuliani, abogado personal de Trump y exalcalde de Nueva York, propuso a funcionarios de Ucrania que, si investigaban a Biden y a su hijo Hunter, les garantizaba una reunión presidencial en la Casa Blanca. El deseo de Trump era que Ucrania investigara a Biden y a su hijo por presunta corrupción, y que también llevara a cabo una pesquisa de una presunta interferencia ucraniana en los comicios presidenciales de Estados Unidos en 2016, algo que no está probado, a diferencia de la injerencia de Rusia en las elecciones de hace tres años. Durante la audiencia legislativa los demócratas presionaron para que Taylor y Kent expusieran evidencia de que Trump cometió por lo menos dos delitos, abuso de poder y traición a la patria, al incitar a que un país extranjero investigara a los Biden para beneficiarse electoralmente. Los republicanos, por su parte, se dedicaron a defender a Trump, con el argumento de que todo eran especulaciones, ya que, en el caso de Taylor, su descripción de la conversación de Sondland fue a través de terceros. Tanto Taylor como Kent admitieron ante los legisladores nunca haber tenido una reunión con el mandatario estadunidense, ni haber hablado con él. Después de más de cinco horas de sesión, en la Casa Blanca Trump ofreció una conferencia de prensa al lado del presidente de Turquía, Recep Tayyip Endorgan, a quien recibió en visita de trabajo. “Es una broma”, dijo Trump en referencia a la audiencia, cuando fue cuestionado por una reportera al respecto.
“No debería estar ocurriendo, es una cacería de brujas. Mi llamada con el presidente de Ucrania fue totalmente honesta”, acotó el ocupante de la Casa Blanca, quien expresó que no había visto ni un solo minuto de la audiencia.
La primera de muchas sesiones públicas está concentrada en determinar si Trump cometió algún delito para, eventualmente, por medio de una resolución legislativa, fincarle cargos que conlleven a la relación de un juicio político para intentar removerlo de la presidencia. La resolución con los cargos debe ser aprobada por simple mayoría representativa entre los 435 integrantes de la Cámara de Representantes. Si eso ocurre, el juicio político se llevará a cabo en el Senado.