Acusan a exempleados de Twitter de espiar a disidentes de Arabia

miércoles, 6 de noviembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos contra dos exempleados de la red social Twitter por espiar en nombre de Arabia Saudita para obtener información sobre los disidentes que usan esa plataforma, reveló The Washington Post. Las acusaciones fueron presentadas ante una corte federal en San Francisco, California. Hay además un tercer acusado. En total se trataría de dos ciudadanos sauditas y un estadunidense que presuntamente trabajaron juntos para obtener detalles de cuentas de Twitter de disidentes para dárselos al gobierno de Riad. Los acusados son los extrabajadores de Twitter, Ali Alzabarah y Ahmad Abouammo, junto con Ahmed Almutairi, funcionario de mercadotecnia vinculado a la familia real. Los inculpados, de acuerdo con el Post, fueron guiados por un funcionario saudita no identificado que trabajaba para alguien que los fiscales designaron como un integrante de la familia real, y a quien el rotativo identifica como el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán. "Los agentes sauditas minaron los sistemas internos de Twitter para obtener información personal sobre críticos sauditas conocidos y miles de otros usuarios", explicó el fiscal estadunidense David Anderson. El primer sospechoso proporcionó datos sobre al menos seis mil cuentas en 2015, sobre todo de un opositor a la familia real saudita refugiado en Canadá. El segundo habría espiado varias cuentas entre fines de 2014 y principios de 2015, a cambio de un reloj de lujo y al menos 300 mil dólares. De acuerdo con un análisis del sitio Axios, esta es la primera vez que fiscales federales estadunidenses acusan públicamente al reino de Arabia Saudita de dirigir agentes en Estados Unidos. “El caso resalta el tema de las potencias extranjeras que explotan las plataformas de redes sociales estadunidenses para identificar a los críticos y suprimir sus voces y ha aumentado las preocupaciones sobre la capacidad de la industria tecnológica para proteger los datos de los usuarios”, resalta Axios. La relación entre ambos países se tornó tensa tras el brutal asesinato hace un año del periodista saudita Jamal Khashoggi, quien escribí, para The Washington Post (con información de Reuters).