Boris Johnson arrasa en elecciones británicas y apuntala al Brexit

jueves, 12 de diciembre de 2019
LONDRES (apro).- El Partido Conservador británico, encabezado por el primer ministro Boris Johnson, habría obtenido la mayor victoria electoral desde el gobierno de Margaret Thatcher en 1987, al conseguir una mayoría absoluta en el Parlamento, con al menos 368 escaños. De acuerdo con una encuesta a boca de urna encargada por la BBC, ITV y la cadena Sky News, los conservadores habrían obtenido 368 bancas en la Cámara de los Comunes, una mayoría de 86 escaños, en tanto que el opositor Partido Laborista, encabezado por el izquierdista Jeremy Corbyn, habría obtenido 191 bancas, su peor resultado electoral desde 1935. Los laboristas habrían perdido 71 bancas en el Parlamento, resultado que forzará la salida de Corbyn y de su equipo. Según el mismo sondeo, Johnson consiguió unos 50 escaños más que en los comicios generales de 2017, cuando Theresa May no logró una mayoría y debió conformar una coalición con los Unionistas Democráticos del Ulster. La encuesta de este jueves por la noche indicó que el Partido Nacionalista Escocés (SNP) quedó en tercer puesto, con 55 escaños, delante de los Liberales Democráticos, con 12 bancas, el Plaid Cymru galés, con tres, y el Partido Verde, con uno. El Partido por el Brexit de Nigel Farage no obtuvo ningún escaño, siempre según la encuesta a boca de urna, elaborada por la consultora Ipsos Mori, que entrevistó a 22.790 votantes. https://twitter.com/BBCBreaking/status/1205246068641939456?s=20 La BBC indicó que en caso de corroborarse los resultados del sondeo este viernes por la mañana, Johnson convocará de inmediato a la reina Isabel II de Inglaterra a reabrir las sesiones parlamentarias para la semana próxima, con el fin de acelerar el proceso de salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE). La de este jueves fue la tercera elección general en Gran Bretaña en menos de cinco años, y la primera celebrada el mes de diciembre en casi 100 años. La campaña electoral estuvo dominada principalmente por el tema del Brexit, como también el futuro del Servicio Nacional de Salud (NHS), la recuperación de la alicaída economía británica, y una polémica de antisemitismo que afectó al laborismo. El mensaje de Johnson durante la campaña fue simple: “Avancemos con el Brexit”, con la promesa de sacar al país de la UE para el 31 de enero de 2020 en caso de obtener una mayoría parlamentaria. Su principal opositor, Jeremy Corbyn, prometió que en caso de ganar las elecciones convocaría a un segundo referéndum tras una nueva renegociación del Brexit, además de proteger al sector de sanidad, destinar más dinero del Estado a los servicios públicos y poner fin a más de una década de políticas de austeridad. Por su parte, la jefa de los Liberales Democráticos Jo Swinson, que según la boca de urna habría perdido su escaño parlamentario, prometió cancelar de inmediato el Brexit. Todo indica que ella y su partido fueron junto con el laborismo los principales perdedores de estas elecciones. En tanto, Nicola Sturgeon, al frente del SNP, consiguió una contundente victoria en Escocia, que le permitirá reforzar ahora su denodado pedido para un segundo referéndum por la independencia escocesa.
Sube la libra
Tras anunciarse los primeros resultados al cierre de las mesas electorales, el valor de la libra esterlina subió en más de dos centavos frente al dólar, al cotizar a 1.35 dólares en los mercados internacionales, principalmente ante el anuncio de una contundente victoria para los conservadores. Los inversores de la City londinense coincidieron que la mayoría que habría obtenido Johnson en las urnas será suficiente para calmar a la Bolsa de Valores y llevar certidumbre a los inversores en relación con el Brexit. La libra esterlina también registró un alza frente al euro, y cotizaba a 1.21 euros hacia la medianoche en Gran Bretaña. Por su parte, Chris Beauchamp, analista de mercados para el grupo financiero IG, afirmó que el alza de la libra se debe a la contundencia de la victoria conservadora, y a la necesidad de accionistas e inversores por una mayor certidumbre política tras años de inestabilidad y parálisis en el Parlamento británico. “Aunque los próximos meses e incluso años serán muy duros, con intensas negociaciones por el Brexit, al menos ahora el gobierno británico sabe que cuenta con el respaldo del electorado y del Parlamento. Los valores de los bienes británicos se pondrán a la par con el resto del mundo, ya que esperamos que los inversores vuelvan a poner su dinero en Gran Bretaña”, indicó el experto financiero. Minutos después de conocerse la encuesta a boca de urna, el vicejefe del laborismo, John McDonald, admitió que en caso de corroborarse estos primeros resultados la actuación laborista habría sido “extremadamente decepcionante”. Sin embargo, se negó a admitir que el liderazgo de Corbyn o sus políticas izquierdistas habrían sido los causantes de la derrota, prefiriendo responsabilizar al Brexit. Tras ser consultados por la BBC acerca de si él o Corbyn planean renunciar tras la derrota anunciada, McDonald indicó que ambos “tomarán las decisiones apropiadas”. Martin Kettle, columnista para el periódico The Guardian, indicó que los primeros resultados podrían indicar un gran apoyo del electorado al Brexit, como también al inusual liderazgo conservador de Boris Johnson. “El segundo mensaje de esta elección es que el SNP ha recibido un mandato popular bien claro para presionar por un segundo referéndum de independencia. Johnson ha dicho que no apoyará una consulta semejante. Su mandato desafiará abiertamente al SNP. Esa pelea podría convertirse en uno de los focos de la agenda política que se viene”, indicó Kettle. “El otro gran mensaje de estos comicios es el colapso total del laborismo. El Partido Laborista ha perdido ahora cuatro elecciones generales consecutivas. Si obtiene 191 escaños como se pronostica, habrá sido la cifra más baja que consigue en la época moderna. El proyecto de Jeremy Corbyn ha sido decimado letalmente. Pero los Liberales Democráticos no se beneficiaron a expensas del Laborismo. Ese logro le pertenece ahora a los ‘tories’”, concluyó el analista.