EU advierte que habrá retrasos en los cruces fronterizos por la crisis de migrantes centroamericanos

viernes, 29 de marzo de 2019
WASHINGTON (apro).- El gobierno de Estados Unidos advirtió que, debido a la crisis humanitaria y migratoria generada por las caravanas de centroamericanos que buscan asilo, habrá grandes retrasos en los cruces vehiculares y peatonales en la frontera con México. Kirstjen Nielsen, secretaría de Seguridad del gobierno de Donald Trump, notificó esas medidas al Congreso federal estadunidense, con el argumento de que para atender la crisis migratoria centroamericana se reducirá al personal de las agencias federales que atienden los cruces vehiculares y peatonales que llegan a la Unión Americana por la frontera norte de México. “Le reporto al pueblo estadunidense que en la frontera sur enfrentamos una crisis en cascada. El sistema está en caída libre”, alerta Nielsen en una misiva que envió al Capitolio. “No se equivoquen, los estadunidenses podrán sentir los efectos de esta emergencia”, abunda, y agrega que ante la creciente llegada de migrantes centroamericanos que buscan asilo, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) ha enviado a personal que atendía otros menesteres de carácter migratorio, a atender la crisis humanitaria, y eso tendrá repercusiones. “Por la reubicación del personal para que se una al esfuerzo de atención a esta crisis, podría haber retrasos comerciales, un alto aumento en el tiempo de espera por parte de los vehículos y líneas peatonales más largas en la frontera”, advierte Nielsen. El anunció de la DHS va en tono con las amenazas del presidente Donald Trump, en el sentido de que si México no detiene a las caravanas de migrantes centroamericanos antes de su intento por llegar a Estados Unidos para pedir asilo, él podría cerrar la frontera la próxima semana. “Déjenme ser clara: no tiene precedentes el volumen de la población vulnerable que está arribando, esto dificulta el cuidado que requieren y el darle prioridad a los individuos que legítimamente huyen de la persecución”, puntualiza la secretaria de Seguridad. El gobierno de Trump ha establecido que antes de esta supuesta crisis que se ha desarrollado en la frontera con México, la mayoría de la migración estaba integrada por adultos cuyas solicitudes se podían procesar con celeridad dentro del sistema de asilo, y por ello se repatriaba a quienes eran rechazados por falta de autenticidad en su petición. “Ahora estamos viendo a un flujo de familias y niños solos, quienes por las leyes caducas y las tendenciosas decisiones de las cortes, no pueden recibir una adjudicación eficiente, y en la mayoría de los casos nunca son removidos de Estados Unidos, aunque estén bajo el estatus de indocumentados”, subraya Nielsen en la carta. De igual manera, denuncia que muchos de los migrantes centroamericanos están usando a menores de edad como emblema para darle credibilidad a pedidos infundados de asilo en Estados Unidos. “Mi preocupación más grave son los niños, más que antes están arribando enfermos y son explotados durante el peligroso peregrinaje. Los traficantes de personas saben que nuestras leyes facilitan la entrada a Estados Unidos si se presentan como familia; por eso usan a los niños como si fuera un boleto gratuito, y en algunos casos usan a los niños en múltiples ocasiones, los reciclan para ayudar a más inmigrantes a llegar a los Estados Unidos”, remata.

Comentarios