FMI: combatir la corrupción generaría un billón de dólares extras por año

jueves, 4 de abril de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) establece que reducir la corrupción podría generar cerca un billón de dólares extras en ingresos fiscales por año en el mundo. “Una mejora en el Índice de Control de la Corrupción por un tercio de una desviación estándar (equivalente a la mejora promedio para aquellos países que redujeron la corrupción entre 1996 y 2017) está asociada con un incremento de 1.2 puntos porcentuales en los ingresos del gobierno como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB). “Si esa mejora se aplica a todos los países, esto implica que el incremento en los ingresos fiscales podría ser de un billón de dólares o 1.25% del PIB mundial”, señala el capítulo Curbing Corruption del informe Fiscal Monitor del FMI, dado a conocer este jueves.

FMI by Revista Proceso on Scribd

“La corrupción –el abuso de un cargo público para la ganancia privada privada– distorsiona las actividades del Estado y, en última instancia, afecta el crecimiento económico y la calidad de vida de la gente. “Se debilitan funciones clave del sector público, incluida la capacidad de recaudar impuestos o de ejercer el gasto de manera justa y eficiente”, establece el informe sobre las consecuencias de que los funcionarios públicos incurran en sobornos, lo que facilita la evasión fiscal, crea exenciones ad hoc para algunas empresas mientras otras pagan tasas más elevadas y reduce la capacidad del gobierno para generar gasto productivo. De acuerdo con el FMI, combatir la corrupción no sólo aumentará los ingresos fiscales, sino que puede reducir el despilfarro, mejora la confianza del público en general en el gobierno y puede también a ayudar a elevar los puntajes de las pruebas entre los estudiantes de las escuelas públicas. "Menos corrupción significa una menor fuga de ingresos y menos despilfarro en gastos, y una mayor calidad de la educación pública e infraestructura", destaca el reporte. El FMI considera la transparencia y la supervisión como elementos clave para frenar la corrupción en áreas como la minería y la perforación petrolera, señalados en informes previos como focos de corrupción, al igual que la administración de empresas estatales y los mecanismos de adquisiciones. Además se pronunció por la profesionalización de la administración pública, incluida la contratación basada en méritos, así como la necesidad de reglas fiscales simples y códigos comerciales para evitar la tentación de sobornos. “¿Cómo pueden los países garantizar que las instituciones fiscales estén diseñadas para ayudar a combatir la corrupción?", plantea el FMI y sugiere tres puntos. “Primero, es necesario un fuerte compromiso político para emprender reformas exhaustivas y profundas a instituciones más amplias (que abarcan no sólo las políticas fiscales, sino también que haya tribunales efectivos y supervisión del sector financiero). “Segundo: los países deben garantizar la integridad de las operaciones fiscales básicas (recaudación de impuestos, compras, gestión de empresas). “Tercero, la transparencia y la supervisión externa (agencias de auditoría, prensa libre) son necesarios para promover responsabilidad. https://twitter.com/IMFNews/status/1113823592775598081 “Finalmente, al tiempo que se promueven incentivos, también hay una necesidad de sancionar efectivamente actos corruptos”, plantea el FMI.

Comentarios