Por problemas de salud, aplazan audiencia de extradición de Assange para el 12 de junio

jueves, 30 de mayo de 2019 · 21:09
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras informar que Julian Assange, fundador de WikiLeaks, se encuentra “no muy bien”, la magistrada Emma Arbuthnot pospuso para el próximo 12 de junio la audiencia sobre la extradición del activista a Estados Unidos por cargos de espionaje. Puntualizó que “tal vez” esa comparecencia se realice en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh, por ser “más conveniente para todo el mundo”. El australiano de 47 años, detenido en Reino Unido, debía comparecer este jueves por videoconferencia desde Belmarsh, pero no lo hizo por “no encontrarse muy bien” de salud, según explicó su abogado, Gareth Peirce, quien lo representó ante la Corte de magistrados de Westminster. Un portavoz de WikiLeaks manifestó este jueves su “grave preocupación sobre el estado de salud” de Assange, al indicar que ha sido trasladado a la unidad sanitaria de la prisión de Belmarsh, donde está retenido. “Durante las siete semanas que ha permanecido en Belmarsh, su salud ha continuado deteriorándose y ha perdido peso de manera dramática. La decisión de las autoridades de prisión de trasladarlo a la unidad sanitaria habla por sí sola”, agregó. A las afueras del tribunal londinense, donde hoy debía presentarse Assange, el realizador de documentales John Pilger afirmó que todos los medios de comunicación “corren ahora un grave peligro”. “Todos los periodistas deberían estar aquí. Lo que le está ocurriendo a Julian Assange podría casi seguramente ocurrir a muchos otros periodistas”, alertó. En otra audiencia judicial, el pasado 2 de mayo, el activista, quien lucha contra su extradición a Estados Unidos, que lo reclama por haber publicado miles de documentos clasificados del Pentágono, rechazó su extradición a Estados Unidos al defender su apuesta por un periodismo “que ha protegido a muchas personas”, según sostuvo. Un día antes otro tribunal londinense, el de Southwark, lo condenó a una pena de 50 semanas de cárcel por haber roto en 2012 las condiciones de su libertad condicional el 19 de junio de ese año, cuando se refugió en la embajada de Ecuador en Londres para evitar su entrega a Suecia, que quería interrogarlo por presuntos delitos sexuales que él ha negado. En la delegación del país sudamericano en Londres permaneció casi siete años, hasta que el pasado 11 de abril fue detenido por la policía británica poco después de que el actual presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, puso fin a al asilo diplomático. (Con información de la agencia EFE)

Otras Noticias