Fenómenos meteorológicos han dejado 1.2 millones de muertos en los últimos 20 años: UNDRR

lunes, 12 de octubre de 2020 · 18:59
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los fenómenos meteorológicos extremos se han convertido en sucesos habituales en los últimos 20 años, con un total de 1.23 millones de muertes, alertó la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR). De acuerdo con el último informe del organismo, entre 2000 y 2019 se han producido 7 mil 348 desastres naturales, con un saldo de aproximadamente 60 mil personas fallecidas al año, 4 mil millones de damnificados y 2.97 billones de dólares en pérdidas económicas. En el marco del Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres, que se conmemora el 13 de octubre, la directora de la UNDRR, Mami Mizutori, denunció que las naciones ricas han hecho poco para hacer frente a las emisiones contaminantes, a pesar de su relación con las amenazas climáticas que en hoy en día constituyen la mayor parte de los desastres climáticos. Reportaje especial: La 4T aporta evidencias para hundir a García Luna Pese a las promesas de la comunidad internacional de reducir el aumento de la temperatura mundial a 1.5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, las naciones siguen "sembrando conscientemente las semillas de nuestra propia destrucción, a pesar de las evidencias y las pruebas de que estamos convirtiendo nuestro único hogar en un infierno inhabitable para millones de personas", dijo Mizutori. El informe de la UNDRR detalla que el aumento de emergencias climáticas se debió al incremento en el número de desastres, como las inundaciones, que representan el 40% del total y afectaron a mil 650 millones de personas, seguidas por las tormentas (28%), terremotos (8%) y temperaturas extremas (6%). En cuanto a los países más afectados, China --con 577 eventos-- y Estados Unidos --con 467 sucesos-- tuvieron el mayor número de desastres, seguidos por India con 321, Filipinas con 304 e Indonesia con 278, según el estudio. "Los organismos de gestión de desastres han logrado salvar muchas vidas gracias a una mejor preparación y a la entrega del personal y los voluntarios. Pero las probabilidades siguen jugando en su contra, sobre todo por parte de las naciones industrializadas que están fracasando estrepitosamente en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero", resaltó Mizutori. Nota destacada: Los fideicomisos y fondos están “fuera de control”: Auditoría Superior Además, denunció que a pesar de que los fenómenos meteorológicos extremos se han convertido en sucesos habituales en los últimos 20 años, solamente 93 países han aplicado estrategias de riesgo de desastres a nivel nacional. "La gestión del riesgo de desastres depende sobre todo del liderazgo político y del cumplimiento de las promesas hechas cuando se aprobaron el acuerdo de París y el Marco de Sendai para la reducción del riesgo de desastres", recordó. Por otra parte, el informe advierte que, si bien se ha logrado cierto éxito en la protección de las comunidades vulnerables contra los peligros, gracias a sistemas de alerta temprana más eficaces y a la preparación y respuesta ante los desastres, los aumentos previstos de la temperatura mundial podrían hacer que esas mejoras "quedaran obsoletas en muchos países". Uno de los ejemplos que debería ser objeto de mejores medidas nacionales de preparación es el cambio en las características de las precipitaciones, que suponen un riesgo importante para 70% de la agricultura mundial, que depende de la lluvia para el crecimiento de sus cultivos y para los mil 300 millones de personas que dependen de ese tipo de tierras en proceso de degradación, detalla el informe. Finalmente, Mizutori destacó que la pandemia de covid-19 ha dejado en evidencia las múltiples deficiencias en la gestión de riesgos de desastres, pese a las “repetidas advertencias”, por lo que recomendó a los gobiernos adoptar medidas urgentes en el manejo de este tipo de eventos.