Trump recurre a la política del miedo para restarle adeptos a Biden

lunes, 12 de octubre de 2020 · 21:32
WASHINGTON (apro).– Desesperado por lograr su reelección a costa de lo que sea en los comicios del próximo 3 de noviembre, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recurrió a la estrategia de infundir y profundizar entre el electorado el miedo al socialismo y comunismo. Desde el año pasado cuando Bernie Sanders, el senador federal independiente por el estado de Vermont, anunció su candidatura a la nominación presidencial por el partido demócrata, Trump comenzó a hablar de que el socialismo quería imponerse en su país. La derrota de Sanders –quien se autoproclama un político social demócrata– ante el ahora candidato presidencial del partido, Joe Biden, restó adeptos al argumento del presidente Trump sobre la presunta amenaza del socialismo en Estados Unidos. Las señales que emanan de las encuestas sobre la tendencia electoral a favor de Biden provocaron que Trump no sólo recupere el argumento de difundir el miedo por el socialismo, sino que radicalizará una suposición alejada de la realidad política del partido demócrata y su candidato. Antítesis del capitalismo que se profesa en Estados Unidos, el socialismo que a mediados de la década de los 40’s del siglo pasado generó la Guerra Fría y la división mundial en dos frentes; los aliados de Washington y los de la Unión Soviética, no tiene cabida con Biden. Acusar a Biden de representar y querer imponer una agenda socialista y comunista en Estados Unidos, Trump lo revivió al enterarse de que su contrincante en las elecciones de noviembre eligió a Kamala Harris, como su compañera de formula y candidata a la vicepresidencia. https://www.proceso.com.mx/652669/trump-con-biden-seria-la-venezualizacion-de-estados-unidos Senadora federal por el estado de California y exprocuradora general de justicia de la entidad, Harris es para Trump y para el sector más conservador de la sociedad estadunidense una de las figuras más representativas del liberalismo que erróneamente asocian al socialismo. De centro izquierda como lo ha sido Biden en la mayoría de su larga trayectoria como exsenador federal y exvicepresidente, Harris ha sido acusada por el presidente Trump de ser la sucesora socialista de Sanders en el Senado y que ahora aspira a hacerlo en la vicepresidencia del país. Como atacar a Harris le está saliendo contraproducente con el voto femenino, Trump volteo la palestra y ahora es a Biden a quien tilda de ser un ideólogo socialista que intenciones de imponer una agenda comunista al estilo Hugo Chávez o Nicolás Maduro, en Venezuela. “Nuestro país no puede sobrevivir como una Nación Socialista, que es en lo que los demócratas quieren que nos convirtamos. Estados Unidos nunca se transformará en una versión de Venezuela a gran escala. Todo el control ya le ha sido arrebatado a Joe ‘el dormilón’, escribió Trump en su cuenta de Twitter este lunes 12 de octubre. A 22 días de las elecciones presidenciales del martes 3 de noviembre, venezualizar la campaña presidencial de Biden puede no ser tan redituable como estrategia nacional para el presidente Trump. Entre la sociedad conservadora que en su enorme mayoría es anglosajona y nativista y que ciegamente apoya la relección de Trump, muy pocos podrían saber quién fue Hugo Chávez, o quién es Nicolás Maduro; aunque entiendan que hay un país llamado Venezuela. El presidente venezualizó a la campaña de Biden con el objeto de atraer al voto latino, especialmente al de origen venezolano que en su mayoría reside en el estado de la Florida, entidad en la que justo este lunes reactivó su proselitismo en persona tras dar positivo a covid-19. No todo en Estados Unidos es como en Nueva York ni todos los estadunidenses saben quién es el presidente Maduro aunque este nombre suene familiar en Florida, pero sí conciben qué es el comunismo y el socialismo y no los asocian –como Trump quisiera– con Biden. La disyuntiva y los riesgos del discurso del miedo al que recurrió Trump, es que es más fácil asociarlo a él o compararlo por su estilo de gobernar con líderes y dictadores socialistas como el propio Maduro, el finado Chávez y el presidente ruso; Vladimir Putin. En los poco más de 3 años y medio que lleva al frente de la Casa Blanca, en su historia como presidente se destacan y resaltan hechos y actos de totalitarismo, ejemplo; las decenas de órdenes ejecutivas que ha firmado como alternativa ante la falta de consenso en el Congreso federal para aprobar como ley a sus diferentes iniciativas de gobierno. Biden hace poco caso de la estrategia del miedo que lanzó Trump para intentar derrocarlo de la cumbre de popularidad entre los electores, el exvicepresidente está consciente de que la idea no tiene tanta resonancia entre la sociedad y que, como dice un viejo y famoso adagio, al presidente de Estados Unidos le podría salir el tiro por la culata. https://www.proceso.com.mx/652638/democratas-y-republicanos-asi-ha-sido-su-trayectoria-en-la-historia-de-eu