El gobierno de Pedro Sánchez en España 'es el peor en 80 años”: Santiago Abascal, líder de Vox

miércoles, 21 de octubre de 2020
MADRID (apro).- El líder del ultraderechista Vox y candidato a la presidencia del Gobierno, Santiago Abascal, trató de justificar este miércoles la moción de censura con la que pretende echar del gobierno de España a Pedro Sánchez, con el argumento de que este es “el peor gobierno en 80 años” —lo que incluiría la dictadura de Francisco Franco—. “No son ustedes un gobierno, en realidad son ustedes un frente popular social comunista en alianza con los separatistas y con terroristas. Una mafia”, dijo Abascal, siendo ese el tono de crispación que utilizó durante toda la jornada en el Congreso de los Diputados dedicada a la moción de censura contra el gobierno, que es la herramienta constitucional que tiene España para destituir al Ejecutivo a propuesta de una fuerza política. “Son un gobierno contra la nación, contra el Estado y contra el rey”, dijo Abascal, quien más cercano a la retórica de Trump lo responsabilizó de las muertes por la pandemia, alentando la teoría conspirativa de que China creó el coronavirus y de la “ruina de España”. El presidente Pedro Sánchez le contestó al líder de Vox: “Usted odia a España tal y como es. Lo que llama patriotismo es nacionalismo exasperado. Le sobran la mitad de los compatriotas”. En la quinta moción de censura en el actual período democrático, el mandatario socialista reprochó: “Hemos asistido a un despliegue de propaganda que no beneficia a la nación, sino que siembra la discordia y distrae las energías”. Te recomendamos: Cruzada judicial contra Pedro Sánchez La incógnita del voto del PP Sánchez conminó al dirigente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, para cerrar el paso a la ultraderecha de Vox votando en contra de la moción de censura. Y Abascal también cuestionó al PP porqué hasta ahora no ha apoyado la moción de censura, aunque Casado no ha desvelado si votará en contra o se abstendrá, pues en una primera intervención calificó la moción de “una tomadura de pelo”, porque Vox se quedó solo con sus 52 votos, muy lejos de alcanzar los 176 mínimos para hacer efectiva una votación favorable. “Ustedes no tienen agallas para hacer frente a la mafia”, reprochó Abascal al dirigente del PP. El diputado de Nuevo Canarias, Pedro Quevedo, dijo a Vox que está utilizando la moción de censura para mejorar su posición política, no para sustituir al gobierno de Pedro Sánchez, es decir, para minar al partido número uno de la oposición, el Partido Popular. Al igual que Quevedo, representantes de Ciudadanos (C´s), Más Madrid y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) han calificado el debate de “pérdida de tiempo”, en un momento en que España combate la segunda ola del coronavirus. El ultraderechista Santiago Abascal volvió a acusar al ejecutivo Sánchez, en coalición con Unidas Podemos, de ser un “gobierno ilegítimo”, pese a cumplir con el mandato constitucional. “A los españoles se les ha terminado la paciencia”, añadió Abascal, al asegurar que no ha transcurrido un año desde lo que llamó “el mayor fraude a la democracia”, que es el acuerdo de gobierno entre los dos partidos progresistas. También se comprometió a convocar a nuevas elecciones antes de fin del año en caso de triunfar su moción de censura, para “devolver la palabra a los españoles y que, a través del voto, puedan juzgar estos meses de caos y ruina y para que puedan elegir a representantes que les respeten y les digan la verdad sobre futuros pactos”. Te recomendamos: “No se va a romper España”, responde Pedro Sánchez al discurso apocalíptico de la derecha El discurso de la crispación De igual manera, se comprometió a impulsar una “agenda verde” que no sirva “para ONG de paranoicos que creen que el coronavirus y los incendios son la manera que tiene la pachamama de vengarse de la presencia del hombre en la tierra”. Con un tono crispante, Abascal criticó a Sánchez de convertirse en presidente “utilizando malas artes con tal de permanecer en el poder”. “Con ustedes, menos convivencia y más ideología totalitaria, menos ley y orden y más golpismo y totalitarismo”, soltó Abascal, robando la frase de Trump de “ley y orden”. Asimismo, culpó al gobierno de “no pedir responsabilidades a China que, o bien generó el virus o bien permitió que se propagara, y de haber condenado a España al confinamiento más severo”. En opinión del líder de Vox, la soberanía española representada en el Congreso “está hoy atacada por un proceso bolivariano y golpista” protagonizado por los “enemigos de la nación”. “Son golpistas que han venido a esta institución para jurar destruirla. En vez de jurar los caros, se conjuran contra la Constitución, algunos de forma explícita y algunos más cobardones como los extorsionadores del PNV (Partido Nacionalista Vasco), con más disimulo”. Tras las intervenciones de Vox y del presidente Sánchez vinieron las participaciones del resto de fuerzas políticas. De acuerdo con el reglamento del Congreso, está prevista la votación este jueves, sin que se prevea que salga adelante por la falta de apoyos.