Aún contagiado de covid-19, Trump se aferra a debatir con Biden en persona

jueves, 8 de octubre de 2020 · 21:44
WASHINGTON (apro).– Donald Trump, sometido a cuarentena tras haber dado positivo al contagio de covid-19, rechazó el formato del segundo debate presidencial ante el candidato demócrata Joe Biden, a celebrarse de manera virtual este 15 de octubre en Miami, Florida. Tomando en cuenta que el presidente de Estados Unidos es un portador activo del coronavirus y para prevenir contagios, el Comité de Debates Presidenciales anunció que el evento político se realizaría a la distancia; desde el punto que eligieran los contendientes pero nunca en persona. La sesión que ahora está en veremos, se iba a llevar a cabo bajo el formato de asamblea pública en la que desde Miami, ciudadanos elegidos al azar, guardando la sana distancia y con cubrebocas, en vivo cuestionarían a Biden y a Trump sobre temas de incumbencia nacional. Irreverente como siempre ha sido y en desobediencia de las reglas acordadas por su campaña y su partido sobre el debate, Trump se niega a participar bajo el formato virtual argumetando que “será una pérdida de tiempo” y que está diseñado para proteger a Biden. El primer debate que se hizo el martes 29 de septiembre pasado fue un caos porque Trump ignoró las reglas impuestas por el Comité de Debates Presidenciales, los pedidos y amonestaciones del moderador cuando se encimó a las respuestas de Biden sin respetar tiempos. Luego de ese desastre que en términos políticos y en tendencia electoral favoreció ampliamente a Biden, las autoridades electorales, para evitar otro caos, anunciaron que cambiarían el formato e impondrían nuevas reglas que tendrían que obedecer los dos candidatos presidenciales. Las cosas se complicaron cuando un par de días después del debate Trump anunciara que contrajo el coronavirus y aunque luego de poco más de 72 horas de hospitalización de manera extraña fuera dado de alta, ya el Comité que organiza los debates había tomado una decisión. https://www.proceso.com.mx/652164/trump-debate-virtual-es-ridiculo-estan-intentando-proteger-a-biden Se desconocen los detalles de las nuevas reglas para el segundo debate, pero se filtró a los medios de comunicación que además de hacerlo virtual, los moderadores, como estarían a distancia de Biden y Trump, tendrían la posibilidad de apagar los micrófonos si abusaban de tiempos. En otras palabras, los moderadores del debate estilo asamblea pública podrían callar a Trump o a Biden si alguno de estos se encimaba con declaraciones mientras el otro contestaba las preguntas, o también dejarlos en silencio si se pasaban del tiempo definido para responder. “Es una irresponsabilidad el querer debatir personalmente”, fue la reacción de Biden a la amenaza de Trump de boicotear el debate si se hace virtual; el candidato demócrata se mostró escéptico a que no ocurra porque el presidente “dice un día una cosa y al siguiente otra”. Los analistas políticos en Washington consideran que si Trump no participa virtualmente en el debate su candidatura sufrirá mayores descalabros que en el primero, porque la sociedad de su país lo interpretará como un acto irresponsable de su parte por portar el virus. Durante el inocuo debate de este miércoles entre los aspirantes a la vicepresidencia, Mike Pence, el republicano que actualmente ostenta el puesto y Kamala Harris, la demócrata, el único punto de efervescencia ocurrió precisamente por el choque de ideas del manejo de la pandemia. https://www.proceso.com.mx/652127/en-debate-civilizado-harris-y-pence-chocan-sobre-covid-19-y-economia Trump se siente acorralado por su contagio de covid-19 que lo limita en sus actividades proselitistas, aunque este miércoles afirmara que haberse contagiado para él fue una bendición, no obstante a que Biden está sacando muy buen provecho de esto entre los electores. A 26 días de las elecciones presidenciales del próximo martes 3 de noviembre, las encuestas realizadas por seis medios de comunicación estadunidenses ya en la etapa post primer debate, dan a Biden en promedio una ventaja de triunfo de 13 puntos porcentuales sobre Trump. La pandemia y sus efectos en Estados Unidos son indudablemente uno de los puntos de quiebre más importantes para los electores en su elección de candidato; la arrogancia y terquedad de Trump si no acepta el formato del segundo debate puede favorecer mucho a Biden. Hay un tercer debate presidencial calendarizado para antes de las elecciones del martes 3 de noviembre, el del 22 de octubre; sin embargo, esa confrontación política depende también de si Trump cambia de parecer y decide confrontar a Biden virtualmente. Está claro que los tiempos políticos y la elección presidencial como lo es su propio titular del poder ejecutivo, no están exentos de los nuevos tiempos y forma de vida por la pandemia; un debate virtual no sería ajeno a los procedimientos de comunicación que se realizan ahora. https://www.proceso.com.mx/652018/el-equipo-de-trump-insiste-en-que-participara-en-el-proximo-debate-presidencial-si-esta-sano