El FBI desmantela plan para secuestrar a la gobernadora de Michigan

jueves, 8 de octubre de 2020 · 22:03
MADRID (EUROPA PRESS).- La Policía Federal de Estados Unidos (FBI) imputó este jueves a seis personas por participar en un presunto complot para secuestrar a la gobernadora del estado de Michigan, Gretchen Whitmer, según informan los medios locales. En la denuncia también se acusa a los imputados de planear el derrocamiento de varios gobiernos estatales estadunidenses que, según creen estas personas, "están violando la Constitución de Estados Unidos", incluyendo a Whitmer. El FBI tiene constancia de estos hechos desde principios de 2020, gracias a un grupo que varios individuos crearon en redes sociales, informó la cadena de televisión CNN. "Han discutido varias maneras de lograr esta meta, desde esfuerzos pacíficos a acciones violentas", señala el documento, que añade que varios miembros de este grupo habían conversado sobre asesinar a "tiranos" o "llevarse" a gobernadores actualmente en sus cargos. Cinco de los imputados --Adam Fox, Ty Garbin, Kaleb Franks, Daniel Harris y Brandon Caserta-- son residentes en Michigan, mientras que el sexto, Barry Croft, estaba radicado en Delaware. Se espera que los residentes en Míchigan se presenten ante un tribunal este mismo jueves. Whitmer compareció ante los medios tras conocerse la acusación y afirmó que "nunca se había imaginado algo como esto", a pesar de que sabía que ser gobernadora "sería duro". Tras agradecer su labor a los agentes del FBI, señaló al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por "dar comodidad a aquellos que propagan el odio y la división", recoge la CNN. Según la gobernadora de Michigan, Trump "ha pasado los últimos siete meses negando la ciencia, ignorando a sus propios expertos de salud, avivando la desconfianza" y "fomentando la rabia". De forma paralela, criticó el rechazo del inquilino de la Casa Blanca a "condenar a los grupos supremacistas blancos y de odio". Whitmer ha sido objeto de múltiples amenazas de muerte debido a sus esfuerzos para contener la pandemia de covid-19 en Michigan y por su decisión de ordenar el confinamiento en todo el territorio. En primavera, una multitud de manifestantes armados entraron en el edificio del gobierno estatal y pidieron el fin del estado de emergencia en Míchigan.