Internacional

OMS lanza estrategia mundial para reducir en más de 40% el cáncer cervicouterino

Por primera vez 194 países se comprometieron a vacunar a 90 por ciento de las niñas contra el Virus del Papiloma Humano antes de los 15 años.
lunes, 16 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó una estrategia mundial para reducir en más de 40% los nuevos casos de cáncer cervicouterino y evitar la muerte de cinco millones de mujeres en los próximos 30 años.

A través de dicha estrategia, por primera vez 194 países se comprometieron a vacunar a 90% de las niñas contra el Virus del Papiloma Humano antes de los 15 años; realizar una prueba diagnóstica a 70% de las mujeres a los 35 años y 45 años, brindar tratamiento a 90% de las mujeres con pre-cáncer y a otro 90% con cáncer invasivo.

La OMS resaltó que, por cada dólar invertido en estas medidas, la economía obtendrá 3.20 dólares debido al aumento de la participación de la mujer en la fuerza de trabajo hasta 2050 y posterior a esa fecha. Esta cifra se eleva a 26 dólares si se consideran los beneficios en las familias, las comunidades y las sociedades.

El director general de la Organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que a pesar de que el cáncer cervical es el cuarto más común a nivel mundial entre mujeres, es una enfermedad prevenible y curable si se detecta a tiempo y se trata adecuadamente.

Pero, si no se toman medidas complementarias, se estima que el número anual de nuevos casos de cáncer de cuello uterino aumentará de 570 mil a 700 mil entre 2018 y 2030, y el de muertes crecerá de 311 mil a 400 mil.

Además, la pandemia de covid-19 plantea una serie de problemas de prevención de la enfermedad, como la interrupción de los servicios de vacunación, detección y tratamiento, por lo que la OMS instó a todos los países a garantizar estos servicios, con todas las precauciones necesarias durante la pandemia.

La subdirectora general de la OMS, Nothemba Simelela, afirmó que "la gran carga de mortalidad relacionada con el cáncer cervicouterino es consecuencia de decenios de abandono por parte de la comunidad sanitaria mundial. Sin embargo, el guion puede reescribirse".

Simelela enlistó los avances en el combate de este padecimiento, como la disponibilidad de vacunas profilácticas, métodos de bajo costo para la detección y tratamiento, así como enfoques novedosos para la capacitación quirúrgica.

"La lucha contra el cáncer de cuello uterino es también una lucha por los derechos de la mujer. El sufrimiento innecesario causado por esta enfermedad prevenible refleja las injusticias que afectan singularmente a la salud de la mujer en todo el mundo. Juntos podemos hacer historia para asegurar un futuro libre de cáncer cervical", finalizó.