Internacional

ONU alerta del alto potencial destructivo de "Iota" en zonas ya devastadas por el anterior huracán

Nicaragua, Honduras y otras partes de Centroamérica no se han recuperado de "Eta", advirtieron agencias de Naciones Unidas. Temen que se agraven covid-19, criminalidad y violencia de género.
martes, 17 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Las agencias de Naciones Unidas advirtieron que Nicaragua, Honduras y otras partes de Centroamérica no se han recuperado del huracán “Eta”, y ahora están siendo azotados por un nuevo huracán, “Iota”.

“’Eta’ tocó tierra en la región y causó muerte y destrucción, con un total de casi cinco millones de personas afectadas. ‘Iota’, con sus fuertes vientos y lluvias muy intensas, puede causar inundaciones repentinas potencialmente mortales, inundaciones de ríos y deslizamientos de tierra, entre otras cosas porque el suelo ya está saturado por Eta”, advirtió Jens Laerke, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Por su parte, el portavoz el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, Tomson Phiri, señaló que “las continuas inundaciones en Guatemala, Honduras y Nicaragua afectarán la cosecha entrante, y esto ejercerá una gran presión sobre los agricultores de subsistencia y, aunque todavía es temprano, está bastante claro que esto extenderá la emergencia incluso hasta mediados de 2021”.

“’Iota’ tocó tierra en Nicaragua con una categoría 4 en la escala Saffir Simpson con vientos máximos de 250 km/h y la OMM advirtió que el huracán trae marejadas ciclónicas potencialmente mortales, vientos, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra a Centroamérica, así como hasta 750 mm de lluvia en lugares aislados.

Esta es la trigésima tormenta de la temporada en el Atlántico y la segunda formación importante en noviembre, una época del año en la que la temporada normalmente está terminando. Desde octubre ha habido cuatro tormentas con nombres tomados del alfabeto griego (Delta, Epsilon, Eta e Iota) debido a que la lista regular de nombres de tormentas se ha agotado.

La portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Clare Nullis, explicó que la cantidad y fuerza de los huracanes este año se debe a varios factores, como la ausencia de un evento de El Niño, la temperatura del océano y los patrones atmosféricos, “todos factores que ocurren en una era de cambio climático. Generalmente hablamos de ‘por encima o debajo del promedio’, pero estos promedios tienen un significado distinto al que tenían 50 a 100 años atrás”, dijo.

Nullis comentó que se puede afirmar que los impactos del cambio climático se están haciendo ver, ya que las marejadas son más grandes debido al aumento al nivel del mar, y las lluvias más fuertes. “Ahora mismo el sureste de Asia está siendo impactado por una serie de ciclones tropicales y se está realizando un estudio para ver si el cambio climático ha dejado sus huellas digitales”, abundó.

Por otra parte, varios informes señalan que decenas de miles de personas en albergues de Honduras y Guatemala se enfrentan a condiciones extremas y no disponen de espacios adecuados, medidas de prevención, equipos de protección para covid-19, acceso a los servicios de higiene o de seguridad alimentaria.

Según la ONU, entre el 6 y el 13 de noviembre se registraron 2 mil 100 casos nuevos de covid-19 en Honduras y se espera que haya más en los próximos días. Los albergues de Tegucigalpa tienen una tasa de pruebas positivas del 33%, de acuerdo con el Ministerio de Salud, mientras que en Guatemala se han notificado 17 mil 500 casos en los albergues oficiales.

Otros informes indicaron la presencia y control de organizaciones criminales, violencia, violencia de género y separación de familias en diversas zonas de Honduras, en donde hay más de 44 mil personas en los albergues y el número de personas albergadas aumentará próximamente debido a la llegada de “Iota”.

Guatemala se prepara para recibir a Iota luego de que 10 de los 22 departamentos declararon un estado de calamidad por "Eta". En el norte de Nicaragua hay comunidades indígenas vulnerables que todavía están sufriendo los efectos de “Eta”, mientras que en el sur de Belice continúan haciendo frente a las aguas que aún no se retiran y que han afectado a entre 50 mil y 60 mil personas.

De acuerdo con la ONU “Eta” e “Iota” han afectado a unas 224 mil personas en cinco departamentos del norte de Colombia, por lo que El Salvador, Costa Rica y Panamá ya han emitido alertas en todas las provincias, mientras que en México, los estados de Chiapas, Tabasco y Veracruz recibieron fuertes lluvias debido a “Eta” y un frente frío que afectaron al menos a 238 mil 500 personas.

 

Comentarios