Internacional

Víctima de trata y explotación, Lilith lidera lucha contra la violencia hacia las mujeres

“Mi gran sueño es ser periodista para decirles a todas las niñas y jóvenes que no están solas, que podemos apoyarnos y luchar juntas contra la violencia, el abuso y la discriminación”, declaró Lilith.
viernes, 27 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Lilith fue víctima de trata y explotación infantil en Nicaragua. Ahora, a sus 19 años, lucha contra la discriminación y la violencia hacia las mujeres refugiadas en Costa Rica, a través de la campaña “Ponete en mis zapatos: Soy mujer, soy refugiada y tengo derechos”. 

Lilith, abandonada e intercambiada en un juego de cartas, participó en protestas sociales en busca de justicia y oportunidades de estudio para ella y sus amigos, y presentó una denuncia por abuso. La joven sufrió amenazas que la hicieron salir de su país para proteger su vida y la de su hijo. 

Como Lilith, 6 mil 217 personas refugiadas fueron acogidas por Costa Rica en 2019, y más de 87 mil solicitudes estaban pendientes de resolución hasta ese entonces, lo que ubicó a la nación como una de las 10 que recibieron más aplicaciones de refugio a nivel mundial, de acuerdo con el informe Tendencias globales de desplazamiento forzado del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La ONU explicó que la mayoría de las personas refugiadas y solicitantes de refugio que llegan al país, huyendo de la persecución y la violencia, provienen de Nicaragua, Venezuela, Cuba y el norte de Centroamérica; sin embargo, hay personas refugiadas de 40 nacionalidades distintas.

A pesar de su historia de vida, Lilith se siente en casa en San José, capital de Costa Rica, donde ha recibido protección y asistencia de ACNUR, así como de la Defensa de Niñas y Niños Internacional (DNI Costa Rica), y apoyo económico y psicosocial del Centro de Derechos Sociales del Inmigrante (Cenderos).

Luego de que Lilith aceptó liderar la campaña “Ponete en mis zapatos”, impulsada por la DNI, ACNUR y el Departamento de Asuntos Políticos y Consolidación de la Paz (DPPA), un equipo de ONU Costa Rica la visitó en la casa que habita con Mayela, su nueva madre, quien la invitó a vivir con ella luego de conocerla, a través de grupos de apoyo a personas migrantes y refugiadas en redes sociales. 

La joven explicó a la ONU que ahora que se encuentra en su nuevo hogar tiene el objetivo de retomar sus estudios de secundaria para aspirar a una mejor calidad de vida para ella y su hijo, así como dedicarse a la protección y prevención de la violencia y el abuso hacia niñas y mujeres. 

“Mi gran sueño es ser periodista para decirles a todas las niñas y jóvenes que no están solas, que podemos apoyarnos y luchar juntas contra la violencia, el abuso y la discriminación”, declaró.

“Ponete en mis zapatos” reúne a niñas y jóvenes migrantes, solicitantes de refugio y refugiadas, para convertirlas en mensajeras de la esperanza, la unión y la protección, a través de mensajes emitidos en radios comunales, redes sociales y sistemas de mensajería instantánea.

Al frente de la campaña, Lilith impulsó a un grupo de jóvenes migrantes, solicitantes de refugio y refugiadas, a contar sus vivencias y transformarlas en consejos y mensajes para evitar la violencia. Al respecto, la ONU detalló que el trabajo evidenció que, si bien muchas de ellas habían experimentado violencia en sus países de origen, también han tenido que enfrentar violencia, xenofobia y distintas maneras de discriminación en sus comunidades de acogida.

Allegra Baiocchi, coordinadora residente de la ONU en Costa Rica, comentó que la valentía y compromiso de Lilith con sus ideales de superación personal y su apoyo a otras niñas y jóvenes, “es digna de reconocimiento y de ejemplo para motivar a muchas otras mujeres a unirse y apoyarse para superar la exclusión y la violencia”. 

La historia de Lilith fue compartida por la ONU en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres y las Niñas, que se conmemora cada 25 de noviembre, y como parte de los 16 Días de Activismo Contra la Violencia de Género que realiza el organismo.

 

Comentarios