Covid 19

Miles besan el cadáver del arzobispo de Montenegro, quien murió por covid-19

La mayoría de los asistentes que acudieron a despedir al arzobispo ortodoxo Amfilohije Radovic no portaba cubrebocas ni guardaba la sana distancia
jueves, 5 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con besos en la mejilla, fieles ortodoxos despidieron al arzobispo Amfilohije Radovic (1938-2020), fallecido este 30 de octubre, a los 82 años, de neumonía causada tras enfermarse de covid-19.

De acuerdo con la agencia española EFE, el funeral se llevó a cabo desde el 1 de noviembre, en la catedral de Podgorica, capital del país europeo Montenegro, situado en la península balcánica, al cual acudieron representantes de comunidades religiosas católicas y musulmanas.

El ataúd donde reposaba el cuerpo del arzobispo fue abierto para que los fieles le rindieran homenaje y, aunque se repartieron cubrebocas a la entrada, se les proporcionó gel desinfectante y se les pidió mantener su distancia, muchos se quitaron la protección para besarle el rostro.

A las afueras de la catedral se dieron cita miles de personas para despedirse del arzobispo, a pesar de que el sepelio fue transmitido por la televisión pública TVCG. Según la agencia de noticias española, muchos de los presentes no portaban cubrebocas.

El arzobispo se contagió el 6 de octubre de SARS-CoV2 y había estado hospitalizado en la capital montenegrina. Diez días antes de su muerte dio negativo a la prueba, según medios locales que descartaron así la posibilidad de que los fieles se contagiaran por besar el cadáver.

El covid-19 en Montenegro

Es el país con más casos de covid-19 de la región balcánica. Con una población de 620 mil habitantes, tiene registrados 326 fallecimientos y 20 mil 851 casos confirmados.

De acuerdo con una guía solicitada por BBC Mundo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), difundida el 21 de abril pasado, “los cadáveres no suelen ser infecciosos” y “no transmiten enfermedades”.

No obstante, para el caso de covid-19, aunque no censuró celebrar funerales, la OMS recomendó que, si la familia desea solamente ver el cuerpo, sin tocarlo, puede hacerlo siempre que tome en todo momento las precauciones normalizadas, en particular la higiene de las manos.

“Hay que dar instrucciones claras a la familia de no tocar o besar el cadáver”, señaló la OMS a BBC Mundo.

Más de

Comentarios