Internacional

Trump despide a Mark Esper como secretario de Defensa de EU

En medio de la polémica por las elecciones de EU, el presidente Donald Trump despidió a Mark Esper como su secretario de Defensa y, en su lugar, designó a Christopher Miller.
lunes, 9 de noviembre de 2020

WASHINGTON DC, EU (apro).– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que, de manera inmediata, despidió a Mark Esper como Secretario de Defensa y en su lugar nombró a Christopher Miller, actual Director del Centro Antiterrorista (DCC, por sus siglas en inglés).

“Tengo el placer de anunciar que Christopher C. Miller, el altamente respetado Director del Centro Nacional Antiterrorista (confirmado a ese puesto por unanimidad por el Senado), de manera inmediata y efectiva será el Secretario de Defensa”, anunció Trump por medio de un mensaje en su cuenta personal de la plataforma de Twitter.

El despido de Esper es la primera muestra de que, tras la derrota de Trump ante Joe Biden en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, el gabinete presidencial y asesores de la Casa Blanca comienzan a alejarse del mandatario que se niega a aceptar la realidad.

“Chris realizará un GRAN trabajo. Mark Esper ha sido terminado y quiero darle las gracias por su servicio”, añadió Trump en otro mensaje en su cuenta personal en Twitter.

Los problemas de Trump con Esper iniciaron hace un par de meses cuando el ahora exsecretario de Defensa se negó a cumplir la orden del presidente de desplegar a tropas por varias ciudades y poblaciones de Estados Unidos para contener y dispersar manifestaciones que denunciaban la discriminación racial y abuso de la fuerza bruta por parte de policías.

Esper en todo momento se opuso a que fueran las fuerzas armadas las que asumieran responsabilidades civiles, lo cual es un acto inconstitucional y en contra de los mismos estatutos militares.

Desde que concluyeron las elecciones y, a partir del pasado sábado cuando Biden fue declarado ganador de las elecciones presidenciales, el presidente Trump se ha empezado a quedar sólo por su terquedad de rechazar la decisión democrática tomada por sus conciudadanos.

Varios medios de comunicación estadunidenses han reportado que varios asesores de Trump informaron que el mandatario está enfurecido por su derrota y que no atiende razones y está empecinado en demandar legalmente el resultado electoral.

Trump sin hasta ahora presentar evidencias que fundamenten sus denuncias, insiste en que en las elecciones presidenciales se cometieron irregularidades en el conteo y validez de las boletas electorales por lo que los comicios son fraudulentos.

Hasta este momento ningún comisionado electoral, republicano o independiente a cargo del coteo y validez de las boletas de votación, han hecho eco de las denuncias de Trump e incluso algunos y en su mayoría republicanos acusan al presidente de socavar a la democracia del país.

En la Casa Blanca se rumora que Esper es el primero de varios integrantes de gabinete presidencial que serán despedidos por estar en desacuerdo con Trump sobre su posición post electoral y por no cumplir sus ordenes, antes; para acuñar sus caprichos por encima de la ley.

De entre los otros altos funcionarios del gabinete de Trump que podrían ser despedidos se menciona a William Barr, Procurador General de Justicia, que se mantiene el margen de las denuncias electorales de su jefe; Gina Haspel, directora de la CIA, y Chris Wray, director del FBI.

Comentarios