Migración

Honduras disuelve caravana de migrantes que pretendía llegar a Estados Unidos

La Policía de Honduras disolvió la caravana de migrantes con el argumento de que no portaban una prueba diagnóstica negativa de covid-19
viernes, 11 de diciembre de 2020

MADRID (EUROPA PRESS).- Con el argumento de que no portaban una prueba diagnóstica negativa de covid-19, la Policía de Honduras disolvió este jueves la 'caravana' de migrantes hondureños que viajaban rumbo a Estados Unidos, en la frontera de Aguas Calientes, entre Honduras y Guatemala.

"Estamos aquí para orientar a los hondureños sobre las restricciones que está poniendo Guatemala para poder ingresar. Lo que se pide son las pruebas de covid-19, que son las pruebas PCR", declaró a la emisora hondureña Radio Progreso el comisario de Policía José Ferrufino, e indicó que tampoco se deja continuar a las personas que llevan menores sin identificar.

Por su parte, Migración Guatemala señaló --a través de su cuenta en la red social Twitter-- que la 'caravana' "se disolvió en territorio hondureño". No obstante, precisó que aún hay vigilancia en las delegaciones migratorias de Aguas Calientes y Corinto.

Añadió que los migrantes se dispersaron por la zona y muchos buscan cruzar a Guatemala por "puntos ciegos", zonas donde no hay vigilancia policial de ninguno de los países.

Desde San Pedro Sula, un grupo de hondureños emprendió anoche el viaje que esperaban los llevara a Estados Unidos. Se trata de una nueva 'caravana' de migrantes que aglutinaría principalmente a personas que lo han perdido todo por el reciente azote de los huracanes 'Iota' y 'Eta' en Centroamérica.

El punto de encuentro fue la estación de autobuses de San Pedro Sula --la segunda mayor ciudad de Honduras-- y, según el diario 'La Prensa', al llamado acudieron muchos trabajadores de los devastados campos bananeros.

Víctor Espinal, de 31 años, vio cómo su casa en la localidad hondureña de Las Limas quedó inundada por los recientes temporales. Despedido de la planta donde trabajó durante los últimos años, también por las inundaciones, teme no volver a encontrar trabajo, por lo que planea abandonar el país.

"No hay nada para mí aquí ahora", afirma este hombre, quien comparte con su esposa, sus dos hijos y su suegra una casa que ahora está vacía. "Las paredes son todo lo que queda y no hay un solo mueble, ni siquiera un plato para comer. No soy de los que lloran, pero cuando regresé a casa sentí ganas de llorar", lamenta en declaraciones a la agencia Bloomberg.

"Veo 'memes' que dicen que los bienes materiales no son importantes, pero son importantes porque las personas trabajan toda su vida por ellos, y en 15 días todo se ha ido", añade.

La de este miércoles es la primera caravana organizada desde el paso de los huracanes y desde las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que depararán en principio un cambio de rumbo en materia migratoria a partir del 20 de enero, cuando tome posesión el demócrata Joe Biden.

Del Triángulo Norte de Centroamérica, que agrupa a El Salvador, Guatemala y Honduras, parten de forma recurrente migrantes que huyen de situaciones de pobreza o violencia en sus países. Tras Honduras, la 'caravana' debe pasar por Guatemala y después por México, antes de alcanzar la frontera sur estadunidense.

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) ya había advertido el miércoles de la partida de este último grupo, en el que circunscribía en un primer momento a unas 200 personas. La institución afirmó que mantiene contactos con las autoridades hondureñas para coordinar la entrada de migrantes, según el diario 'Prensa Libre'.

La anterior 'caravana' tuvo lugar a principios de octubre, y entonces el gobierno de Guatemala respondió con contundencia para detener y repatriar a los migrantes, apelando principalmente a la situación de emergencia sanitaria derivada de la pandemia de covid-19. El Ejecutivo de Alejandro Giammattei declaró un estado de prevención en áreas fronterizas.

Más de

Comentarios