Estados Unidos

Irán rechaza acusaciones de EU tras el ataque con proyectiles contra su Embajada en Irak

Donald Trump advirtió a Irán que si un estadunidense muere en Irak hará "responsable" a Teherán.
lunes, 28 de diciembre de 2020

MADRID (EUROPA PRESS).- El gobierno de Irán rechazó este lunes las acusaciones de Estados Unidos tras el ataque con proyectiles, el pasado 20 de diciembre, contra su embajada en la capital de Irak, Bagdad, que se saldó sin víctimas.

El secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo, condenó "firmemente" el ataque, que achacó a "milicias respaldadas por Irán", en medio de un nuevo repunte de estos incidentes durante las últimas semanas.

Subrayó: "En un momento en el que Irak hace frente al covid-19 y a una crisis económica cada vez más dura, las milicias apoyadas por Irán son el mayor impedimento a la hora de ayudar a Irak a volver a la paz y la prosperidad".

Por su parte, el presidente Donald Trump advirtió a Irán que si un estadunidense muere en Irak hará "responsable" a Teherán, y destacó que los proyectiles disparados contra la Embajada eran iraníes.

En respuesta, el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Said Jatibzadé, dijo:

"Los ataques contra instalaciones diplomáticas y residenciales son totalmente rechazados", y agregó que "las instalaciones diplomáticas iraníes han sido atacadas muchas veces".

Asimismo, tildó de sospechosas las acusaciones de Trump y Pompeo, y argumentó que Washington ha convertido a los países de la región en "bases de inseguridad" contra Irán. "No buscamos tensiones. Defendemos los intereses y la seguridad nacional de Irán con todo nuestro poderío", manifestó.

Por último, Jatibzadé adelantó que las autoridades iraníes están preparadas para "responder a cualquier escenario" antes de la salida de la Casa Blanca del presidente estadunidense Donald Trump, el próximo 20 de enero.

Durante los últimos meses se han producido numerosos ataques contra la 'Zona Verde' y el aeropuerto de la capital, así como contra compañías iraquíes que trabajan para la coalición internacional y objetivos de la propia coalición. Los incidentes han sido achacados principalmente a milicias apoyadas por Irán.

Ante esta situación y después de las advertencias de Estados Unidos, el primer ministro iraquí, Mostafá al Kazemi, ordenó en septiembre la apertura de investigaciones por los continuados ataques contra objetivos de la coalición internacional y las misiones diplomáticas extranjeras en el país.

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retiró, en 2018, del acuerdo nuclear de 2015, y repuntaron en enero, después de que el Ejército estadunidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.

Comentarios