Covid 19

EU estará en total desolación sin un paquete de ayuda económica por covid-19: Biden

Joe Biden pidió al Congreso aprobar un paquete de subsidios económicos de al menos 900 mil millones de dólares, que contempla entregar mil 200 dólares a cada ciudadano
viernes, 4 de diciembre de 2020

WASHINGTON (apro).- Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, advirtió que si el Congreso federal no aprueba un paquete de asistencia económica para aminorar los efectos macroeconómicos derivados del covid-19, habrá una desolación total en su país.

“El país estará en una total desolación. Estaremos en problemas si no hay cooperación bipartidista en el Congreso para aprobar un paquete de alivio económico”, declaró en conferencia de prensa celebrada en Wilmington, Delaware.

Biden habló sobre la aprobación legislativa de un paquete de subsidios económicos de por lo menos 900 mil millones de dólares, en los que se incluya la entrega de mil 200 dólares a cada uno de los ciudadanos estadunidenses y personas que pagan impuestos.

“Será un enganche”, indicó el presidente electo en alusión al paquete de subsidios que exige al Congreso federal para aminorar los efectos negativos en materia laboral y económica por la pandemia que azota a Estados Unidos y a todo el mundo.

El paquete que pide al Capitolio debe contener, además de los subsidios directos a la ciudadanía y a personas fiscalmente responsables, fondos para cubrir los costos del desarrollo, distribución y administración de una vacuna contra el covid-19.

“Requerimos de presupuesto para la vacuna, las pruebas, ayuda económica para los trabajadores hasta que acabe la crisis de salud; tenemos que invertir en infraestructura, energías limpias y reducir el costo de las medicinas”, apuntó.

El plan de alivio económico de Biden, quien asumirá la presidencia el 20 de enero de 2021, es apoyar con dinero a los trabajadores que han perdido su empleo, así como a los negocios en quiebra, con el objetivo de reducir el costo de un aumento del desempleo a largo plazo y, al mismo tiempo, generar crecimiento en la economía.

“Sé que los tiempos son duros, pero lo podemos hacer, movernos de la crisis a la recuperación. Lo hemos hecho antes y lo haremos otra vez, lo prometo”, subrayó en la conferencia de prensa.

En el Capitolio, por primera vez desde las elecciones presidenciales y generales del pasado 3 de noviembre, se reunieron Nancy Pelosi, líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, y Mitch MaConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado.

Los dirigentes legislativos de los dos partidos políticos representados en el Congreso hablaron de la necesidad de trabajar en un acuerdo bipartidista para aprobar un paquete de alivio económico por el covid-19.

Pelosi manifestó que el ambiente del encuentro con McConnell fue de cordialidad y entendimiento de la crisis de salud y económica, lo que puede servir como plataforma para trabajar en un paquete de subsidios que sea aprobado por las dos Cámaras legislativas.

“Tengo confianza en que el Senado y la Cámara de Representantes puedan preparar un paquete consistente con los recursos que se requieren en estos momentos, no satisfactorio para todos, es sólo un enganche, y no es todo lo que haremos”, apuntó Biden.

Y prometió que una vez que asuma la presidencia trabajará con ahínco para garantizar que la gente no pierda el seguro federal por desempleo, que no los echen a la calle por falta de pago de renta, que no pierdan sus casas si no cubren a tiempo sus hipotecas, y que no despidan a maestros, bomberos, médicos y enfermeras.

Cuestionado sobre el tema de la vacuna contra el covid-19 y el plan de vacunación, el presidente electo admitió desconocer los costos y explicó que por ello recibirá asesoría y apoyo de los expertos.

“Por eso le pedí al doctor Anthony Fauci que sea mi asesor principal en temas de salud… no habrá conejillos de indias, la vacuna será gratuita y estará disponible para todos. También será gratis el tratamiento de cualquier complicación de salud por la vacuna”, abundó.

Asimismo, destacó que para incentivar a la gente a ponerse la vacuna, tres expresidentes, Barack Obama, Bill Clinton y George W. Bush, se ofrecieron a ser de los primeros estadunidenses en recibir la inyección contra el covid-19.

Sobre este mismo tema, Biden aclaró que, en su mensaje de toma de posesión de la presidencia, pedirá a la gente que por un plazo de 100 días consecutivos usen el cubrebocas como primera defensa para contener la pandemia y hasta que la vacuna esté disponible para todos.

Se le preguntó cómo consideraba que sería la ceremonia de inauguración de su presidencia, el 20 de enero de 2021, y respondió que por la pandemia no espera que sea un acto con millones de personas presentes.

“Seguiremos las recomendaciones de los expertos para la inauguración, tendemos algo parecido a las convenciones partidistas, una inauguración típica. No será un desfile gigante, pero habrá mucha actividad virtual… La clave es garantizar la seguridad de la gente y no ponerlos en riesgo”, explicó.

Al tocar el punto de las críticas que le han hecho por la falta de diversidad racial en la composición de su gabinete, Biden pidió calma, porque –sostuvo-- no ha terminado de elegir sus nominados.

“Habrá una diversidad significativa en mi gabinete, en términos de raza, color y género”, finalizó.

Comentarios