Coronavirus

La OMS sugiere que la vacuna contra el covid-19 no sea obligatoria

La Organización Mundial de la Salud recomendó dar absoluta libertad a la población para decidir si quiere o no aplicarse la vacuna contra el covid-19.
lunes, 7 de diciembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendaron dar absoluta libertad a la población para decidir si quieren o no aplicarse la vacuna contra el covid-19 y no establecer la obligatoriedad de las mismas.

En conferencia de prensa, el director de Emergencias del organismo, Michael Ryan, señaló que se debe convencer y persuadir a las personas para que se vacunen, presentándoles los datos y beneficios para que ellos decidan por sí mismos.

“Tenemos que convencer y persuadir a las personas y hablar con ellos sobre esto. Hay circunstancias específicas en que los gobiernos tendrán que exigir estos requisitos de las vacunas, pero todos los que trabajamos en salud pública quisiéramos evitar que esto se convierta en un medio general para lograr que la gente se inmunice. Estaremos mucho mejor presentándole a las personas los datos, los beneficios y dejar que ellos decidan por sí mismos”, aseguró el director de Emergencias, Michael Ryan, durante la conferencia bisemanal de la OMS.

Ryan agregó que, sin embargo, es necesario tener en cuenta que habrá ciertas circunstancias en donde la “única decisión correcta es vacunarse”

La directora de vacunas de la OMS, Kate O’Brien, coincidió con su colega al mencionar que “las vacunas contra el covid-19 no serán útiles si la gente no se las pone. Una vacuna que se queda en una estantería o refrigerador no ofrece ningún beneficio”.

“Creo que no concebimos que ningún país cree un mandato de vacunación, pero hay situaciones donde será altamente recomendado o un empleador puede decidir que sea un requisito”, agregó, refiriéndose en específico al personal médico.

Ryan por su parte, abogó por “hablar de la responsabilidad individual” más que de la obligatoriedad para evitar preguntas sobre la ley y una naturaleza obligatoria de las vacunas.

“La realidad es que la mayoría de la gente quiere esta vacuna. Es una posible enorme victoria en salud pública. La gente pide estas vacunas, quieren estas vacunas, que sean distribuidas con cuidado y seguridad. Y hay mucha gente trabajando aquí y en todo el mundo para asegurar ese proceso y dar a la gente las garantías necesarias. La historia de la vacuna es una buena noticia”, concluyó.

Comentarios