Tribunal Supremo español inhabilita por año y medio al presidente de Cataluña

lunes, 28 de septiembre de 2020
MADRID (apro).— El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, fue inhabilitado este lunes por el Tribunal Supremo español por un delito de desobediencia por desoír la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de retirar una pancarta que pedía la libertad de los líderes independentistas presos y los lazos amarillos (símbolo del independentismo) del edificio de la Generalitat en la precampaña de las elecciones de 2019. Torra se convierte en el primer president de la Generalitat inhabilitado en el ejercicio del cargo. Aún se desconoce cuándo abandonará el cargo. Este escenario coloca a Cataluña en la posible celebración de elecciones anticipadas que previsiblemente se celebren a fines de febrero o principios de marzo del año próximo. Organizaciones como Ómnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana (ANC) convocaron concentraciones frente a todos los ayuntamientos del territorio catalán en repudio a este fallo judicial.
Nota relacionada: La Junta Electoral Central inhabilita a Quim Torra como presidente de la Generalitat
La decisión por unanimidad de la Sala Segunda del Tribunal Supremo ratifica plenamente la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña, que le inhabilitaba a ejercer cargo público durante un año y medio y al pago de una sanción de 30 mil euros. El auto ataca los argumentos de Torra que alegaba que la condena vulnera la libertad ideológica y de expresión. En su cuenta de Twitter, antes de conocerse la sentencia, Gonzalo Boyé, abogado de la defensa de Torra escribió: “no inhabilitan… derrocan”. La defensa del president señalaba que los jueces del caso no actuaron de forma imparcial porque el presidente del TSJC, Jesús María Barrientos había declarado la conveniencia de no desobedecer las órdenes de la Junta Electoral Central y porque tres de los magistrados del TS también habían formado parte del tribunal que juzgó a los líderes del referéndum de Cataluña, del 1 de octubre (1-0) de 2017.
Te sugerimos: La creación de la república catalana sigue en pie: Quim Torra
El Tribunal Supremo sostiene que la orden de la JEC no vulnera los derechos a la libertad ideológica y de expresión del president Torra, porque el juicio no estaba centrado en las “manifestaciones o actos que reflejan la identidad política” del político. El tema central, subrayan, era sobre “la desobediencia de las órdenes reiteradas de un órgano constitucional cuya función es garantizar la transparencia y limpieza de los procesos electorales que exige neutralidad de los poderes y administraciones públicas”. Apunta que Torra admitió durante el juicio que había desobedecido la orden de retirar la pancarta y los lazos, por lo que a criterio del tribunal no se vulneró su presunción de inocencia. En todo momento, el president Torra y su defensa alegaron que la Junta Central Electoral no era autoridad competente para ordenarle y sancionarle, no obstante, para el Supremo fueron acuerdos “dictados con arreglo a Derecho”. El tribunal usa los mismos términos del tribunal catalán al afirmar que Torra mantuvo una “contundente, reiterada, contumaz y obstinada resistencia a acatar un mandato investido de autoridad y dictado conforme a la legalidad” Por la tarde, Torra fue notificado de la sentencia, vía TSJC, pero en la sede de su gobierno se informó que toda su ejecutiva mantiene una reunión a puerta cerrada. Su defensa criticó que el Supremo haya filtrado el fallo antes de notificárselo a Torra y a esa defensa. Entre las distintas reacciones destaca la del Futbol Club Barcelona (el Barca) que fijó una posición sobre la inhabitación, que ha considerado que es “desproporcionada” y que “vulnera gravemente la voluntad democrática de la ciudadanía expresada libremente en las urnas”.

El presidente Torra: convoca un plebiscito

El president Torra, a quien ya le fue notificado el fallo, hizo una declaración institucional en la que, dirigiéndose a Europa, advirtió que es el único lugar donde los independentistas pueden tener justicia. “Ni abandono, ni me resigno. No acepto esta sentencia. Llevaré la causa de la independencia y la libertad de expresión a Europa. Y ganaremos”. Añadió: “Hoy son unos jueces y no el pueblo de Cataluña el que ha decidido que no puedo ser President”, señaló desde la sede de la Generalitat. Culpó a los jueces de llevar a este territorio a una situación de interinaje, justo en medio de la crisis del coronavirus. “Estamos dedicados en cuerpo y alma a salir de una crisis devastadora”, argumentó. Y anunció que se convocará a elecciones autonómicas en Cataluña, sin precisar la fecha. “Queremos la independencia y la autodeterminación. Pero sobretodo queremos una democracia de calidad. Lo haremos en unas elecciones que se celebrarán en unos meses”. Torra terminó su mensaje dirigiéndose a los ciudadanos de esa comunidad: “Catalanas y catalanes, empujen. Gracias por hacerlo. Seguiremos adelante. Por Cataluñay por la vida”.