Israel

El primer ministro palestino pide a Biden el fin a las actividades en los asentamientos en Cisjordania

El primer ministro palestino, Mohamad Shtayé, dijo que espera que la administración Biden adopte medidas ante la "arremetida sin precedentes en los asentamientos" por parte de Israel, tanto en los alrededores de Jerusalén Este como en otros puntos de Cisjordania.
lunes, 18 de enero de 2021

MADRID (EUROPA PRESS).- El primer ministro palestino, Mohamad Shtayé, expresó este lunes su deseo de que Joe Biden actúe para poner fin a las actividades en los asentamientos israelíes en Cisjordania una vez acceda el miércoles a la Casa Blanca, después de que Israel haya anunciado nuevos planes de construcción en sus colonias.

Shtayé dijo que espera que la administración Biden adopte medidas ante la "arremetida sin precedentes en los asentamientos" por parte de Israel, tanto en los alrededores de Jerusalén Este como en otros puntos de Cisjordania, según informó la agencia palestina de noticias WAFA.

Además, criticó la decisión de Israel de aprobar la construcción de 760 nuevas unidades de vivienda en asentamientos antes del miércoles, cuando abandonará la Casa Blanca Donald Trump, quien ha dado numerosos espaldarazos a las autoridades israelíes durante su mandato.

En este sentido, reclamó a la comunidad internacional una "postura seria" ante los asentamientos y que asuma su responsabilidad a la hora de defender la solución de dos estados, según las resoluciones internacionales aprobadas hasta la fecha.

Shtayé criticó también el intento de secuestro de una niña palestina de once años, que resultó herida después de que un grupo de colonos intentaran raptarla en su vivienda en la localidad de Madama, ubicada cerca de la ciudad cisjordana de Nablús.

Los colonos, procedentes del cercano asentamiento de Yitzhar, atacaron la vivienda lanzando piedras y rompieron varias de las ventanas. La niña, Hala Mashur Qutt, recibió una pedrada en la cabeza. Tras ello, intentaron raptarla, lo que fue evitado por vecinos de la zona.

Cisjordania --incluida Jerusalén Este--, la Franja de Gaza --de la que Israel se retiró en 2005-- fueron ocupados militarmente por Israel en la guerra de 1967 junto con los Altos del Golán --en disputa con Siria--, por lo que la construcción de asentamientos y la colonización de estos territorios supone un crimen de guerra desde el punto de vista del Derecho Internacional.

En total en Cisjordania viven unos 531 mil colonos judíos, según datos de 2012, parte en colonias consideradas legales por Israel y parte en asentamientos considerados ilegales incluso por el gobierno israelí. Las cifras actuales podrían ser superiores.

Comentarios