Tecnología

Presentan demanda legal contra Apple para que elimine a Telegram de su tienda de aplicaciones

La organización civil Coalition for a Safer Web exige a la empresa californiana que retire el programa de mensajería telefónica por permitir que se difundan incitaciones al odio y la violencia, así como contenido racista, supremacista y de extrema derecha.
lunes, 18 de enero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La organización civil Coalition for a Safer Web presentó una demanda contra la firma tecnológica Apple para exigirle que retire de su tienda digital la aplicación de mensajería Telegram, por no haber silenciado conversaciones con incitaciones a la violencia por parte de organizaciones supremacistas, neonazis y de extrema derecha.

En un comunicado fechado en Washington, la agrupación no gubernamental anunció que presentó el recurso legal contra Apple por permitir que Telegram sea descargado en la App Store a pesar de que Apple sabe que esta aplicación se utiliza para incitar a la violencia religiosa y racial, en violación de las propias pautas de revisión de la App Store.

La demanda que solicita la aplicación de medidas cautelares fue presentada en el Distrito Norte de California.

El comunicado recuerda que el 24 de julio de 2020, el presidente de Coalition for a Safer Web envió una carta al director ejecutivo de Apple, Tim Cook, en la que solicitó a Apple que desplazara temporalmente a Telegram de su App Store hasta ésta comenzara a gestionar un programa de moderación de contenido verificable consistente con las normas de convivencia de la firma californiana.

Cook se comprometió públicamente en 2018, cuando se le otorgó el premio de la Liga Antidifamación "Courage Against Hate Award”, que Apple y las plataformas de redes sociales responsables deben eliminar contenido que promueva el odio y la supremacía blanca:

“Solo tenemos un mensaje para quienes buscan impulsar el odio, la división y la violencia: no tienen ningún lugar en nuestras plataformas", dijo en ese momento.

La organización se quejó de que sus intentos por obtener una respuesta positiva a sus demandas no tuvieron respuesta.

“Tras una extensa investigación realizada por la coalición a Telegram a principios de 2020 que detalla el papel de ésta como vehículo de odio, incitación y extremismo en las redes sociales, CSW inició un llamado público a la acción instando al Congreso y a otros organismos de control de las redes sociales a presionar a Telegram para que impusiera restricciones razonables sobre el uso de la aplicación por parte de supremacistas blancos, grupos extremistas antisemitas, incluidos Proud Boys, Boogaloo Bois, partidarios de QAnon y grupos extremistas con base en Rusia y Europa que incitan a la violencia contra judíos y estadunidenses negros”, expone el comunicado.

Destaca además que si Apple estuvo dispuestao a suspender unilateralmente a Parler, otra plataforma de medios sociales de derecha con contenido “mucho menos atroz que la incitación extremista en Telegram, seguramente Apple debería imponer una presión similar contra la dirección de Telegram.

“Tim Cook y Apple tienen el deber para con el pueblo estadunidense de honrar su promesa y sus propias políticas y suspender Telegram de su tienda de aplicaciones hasta que ésta deje de facilitar el terrorismo y la incitación extremista contra judíos y estadunidenses negros, y  trabaje en favor de la seguridad y protección del pueblo estadunidense", remata el presidente de Coalition for a Safer Web, Marc Ginsberg.

Telegram, una aplicación desarrollada por los hermanos rusos Nikolai y Pável Durov y cuya sede actualmente está en Dubái, se ha popularizado a fechas recientes debido a la polémica desatada por la aplicación de nuevas medidas de privacidad y compartición de datos de WhatsApp. La semana pasada anunció que superó los 500 millones de usuarios activos.

El viernes pasado Telegram anunció que empezó a eliminar docenas de canales en esa plataforma que incitan al odio y a la violencia, vinculadas sobre todo con grupos supremacistas y neonazis.

En declaraciones a The Washington Post, Ginsberg explicó que, al ser él mismo judío, el contenido antisemita diseminado por Telegram lo pone en peligro. Alegó además que el hecho de ser poseedor de un iPhone le da el derecho a demandar a la empresa de Cupertino, California, para exigir que ésta se apegue a sus políticas para permitir la descarga de apliaciones.

Comentarios